Compartir

La  actual diputada nacional  y candidata  a legisladora provincial por FPV para los comicios del 16 de junio, “Bety” Lotto, se mostró muy entusiasmada por la nominación del congreso partidario y destacó “estoy muy contenta porque voy a volver trabajar en mi provincia y sobre todo en  terreno,  que  es lo más importante”.

En ese sentido, resaltó la importancia de “militar  en los barrios  de Formosa”, aunque consideró que “siempre regrese y estuve junto a los formoseños, pero ahora me permitirá estar mucho más tiempo”.

Destaco que su trabajo en Buenos Aires fue “muy enriquecedor la tarea en el Congreso de la nación, donde  junto a mis  colegas provinciales fuimos los encargados de llevar y defender las propuestas del Modelo Formoseño, a fin de que el gobierno nacional dé respuestas a algunos de los requerimientos que hemos hecho”.

Hizo referencia en que en la actualidad el “Congreso nacional está prácticamente paralizado” debido al vaciamiento de las comisiones en los cuales se deben debatir los proyecto para que posteriormente pasen al recinto.

Lotto reclamó que “la oposición se caracteriza por no asistir a las reuniones, entonces no se logra el quórum necesarios para emitir dictamen”,  y aclaró que “si bien la oposición está trabajando en distintos temas interesantes para la sociedad argentina,  no puede lograr el dictamen y  entonces los proyectos caen.”

En ese punto crítico que en este momento “el Congreso está muy ignorado por el gobierno nacional, por el oficialismo y la división de poderes prácticamente no existe y se maneja todo por Decreto de Necesidad y Urgencia , cuando son temas que realmente interesan a la sociedad y deben debatirse en el Congreso, donde están los representantes del pueblo.”

Elecciones

Refiriéndose a los distritos del país  donde ya se concretaron las elecciones  y que culminaron con  “categóricas derrotas” de Cambiemos, la diputada Lotto  opinó  que “tal cual lo afirma el gobernador Insfrán  demuestra que con mentiras se puede llegar al poder, pero con mentiras no se puede gobernar y el pueblo castigo a quienes le mintieron en las ocho jurisdicciones donde fueron a las urnas”.

Dijo que la sociedad “fue engañada en el 2015 con las promesas electorales del actual presidente, que en su discurso prometía no devaluar y tantas otras con las que no cumplió. A lo que se suma el endeudamiento feroz en que ha sumido a la país, los tarifazos, la pérdida del poder adquisitivo y  otras tantas cuestiones que afectan la vida económica y social de los argentinos”.

Insistió que ese contexto de “hambre y olvido”  de los derechos fundamentales del ser humano como la salud y la educación  promovidos por  la gestión nacional, le jugaron en contra en la urnas simplemente porque “la gente no puede seguir aceptando”, por lo cual consideró que la oposición al gobierno nacional “está aportando una luz de esperanza para que la situación mejore, con políticas económicas que les permitan salir adelante como país y como argentinos.”

Finalmente aseguró que “la pesada herencia”, será la que va a recibir el gobierno de la gestión entrante, quien deberá trabajar duro para salvaguardar el desastre promovido por un gobierno neoliberal.