Bibolini anticipó que se evaluará cada diagnóstico para acotar el tiempo de cuarentena en pacientes con COVID

Compartir

Especificó que el sistema “no será tan rígido”, ya que existen casos asintomáticos, pero con defensas comprometidas y lenta recuperación del virus.

En un nuevo parte de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19, el médico infectólogo Julián Bibolini, brindó el parte de salud de los pacientes que permanecen internados con el virus y expuso cómo será la modalidad del nuevo protocolo sanitario con pacientes leves y asintomáticos.

En primer lugar, indicó que hay 85 personas alojadas en los distintos Centros de Asistencia Sanitaria de toda la provincia; cinco de ellas están en la unidad de terapia intensiva del Hospital para la Contingencia COVID 19, de los cuales tres precisan asistencia respiratoria mecánica y están con pronóstico reservado, porque “no sabemos cómo pueden evolucionar”.

“Aún necesitan la asistencia para subsanar el oxigeno que no llega bien a la sangre por su infección y neumonía causado por el COVID que afecta la función del pulmón”, explicó el especialista.

Y aclaró: “Las otras dos no tienen asistencia respiratoria mecánica, pero son cuadros moderados que requieren aun atención en terapia intensiva porque tienen otras comorbilidades y condiciones que no les permiten pasar a sala general”.

En sala general permanecen otros pacientes que salieron de terapia intensiva y manifiestan síntomas moderados, pero “están en vías de recuperación”. Aún necesitan oxígeno, aunque en bajo flujo y tienen compensadas sus enfermedades de base.

Actualización del protocolo

Respecto a los anuncios de la actualización del protocolo sanitario, anunciados por este Consejo, el médico especificó que contempla a pacientes asintomáticos y leves, ya que, a lo largo de la pandemia, con estudios pertinentes y “nuestra propia experiencia”, se pudo determinar que la carga viral es más baja que en cuadros moderados o graves.

“Los graves o moderados tienen indicaciones precisas todavía, son personas que en general pueden presentar mucha carga viral y durante mucho tiempo tener esa cantidad de virus en su cuerpo, por lo tanto, la definición no cambio para su alta”, argumentó.

Además, Bibolini señaló que, si bien con este nuevo protocolo se acotarán los tiempos en las personas leves o asintomáticos, habrá algunas excepciones.

“Por ejemplo personas inmunocomprometidas que no tienen síntomas, pero como no forman anticuerpos suficientes pueden demorar la eliminación del virus, por lo tanto, se va a definir paciente por paciente y dependerá de circunstancias especiales”, anticipó.

Y agregó: “No es tan rígido, no siempre va a ser el día 10, dependerá de la condición clínica del paciente y sus enfermedades de base, siempre habrá una decisión médica para cada paciente”.

Por último, respecto al resto de los pacientes alojados en los CAS, el profesional manifestó que están controlados por médicos y enfermeros; y “bien evaluados” por los laboratorios que se hacen a diario.

“Estamos contentos y esperando que sigan haciendo más altas y lograr, en algún momento, que no haya ningún paciente internado”, concluyó.