Bibolini aseguró que en virtud de los aumentos en UTI, se analiza reabrir áreas críticas COVID en otros hospitales

Compartir

A este lunes 5 de julio, son 131 los pacientes en una Unidad de Terapia Intensiva del sistema público de salud; el especialista instó a “no relajar los cuidados sanitarios”.

El médico Infectólogo Julián Bibolini, informó este lunes que permanece una disminución en el número de fallecidos por coronavirus en la provincia de Formosa, pero que los casos graves por la enfermedad siguen siendo altos.

“Como estuvimos viendo en estos últimos días, existe un descenso en el número de fallecidos, igualmente hay que tener mucha precaución ya que en los últimos cinco días estuvo aumentando el uso de las terapias intensivas debido al aumento de casos en el interior provincial”, especificó.

En este contexto, Bibolini comentó que, mediante la organización y el diálogo existente del sistema público de salud, se traslada a pacientes que requieran una mayor complejidad en su tratamiento por COVID-19 “pedimos la derivación de los casos más graves para su atención aquí”.

Asimismo, advirtió a la población que no es momento de relajar los cuidados individuales ni colectivos en el contexto de pandemia: “las flexibilizaciones son para hacer actividades que antes no se podían hacer, no por ello se debe descuidar los cuidados sanitarios ya que los números siguen siendo muy altos todavía. Ni una localidad está por debajo de lo que debería ser, hay muchos positivos aún”.

“Debemos insistir en cuidarnos, en el lavado frecuente de manos, el uso correcto del barbijo y alcohol en gel, en el distanciamiento social y en ventilar los ambientes. Si vuelven a aparecer casos nuevos o aumentar los casos habrá una mayor complicación”, subrayó.

Sobre el final, Bibolini detalló que “son 131 los pacientes en terapia intensiva; hay un aumento y estamos analizando si se restaurarán otras áreas en otros hospitales que se habían cerrado en virtud del descenso de casos. Iremos viendo cómo evolucionan los casos en estos días”.