Bono para personal de salud y policial “es un reconocimiento a la labor que vienen realizando”

Compartir

El pasado 31 de enero, el gobernador Gildo Insfrán firmó el Decreto 15/21 mediante el cual se otorga una bonificación de $10 mil al personal del sistema público de salud y de la Policía provincial que se encuentren abocados a la lucha contra la pandemia del COVID-19.

Este monto se pagará en dos cuotas de $5000 en los meses de febrero y marzo, “por la extraordinaria tarea que vienen desempeñando en todo el territorio provincial en la defensa de la salud y la vida de todos los formoseños y las formoseñas”, destacó el primer mandatario al hacer el anuncio a través de sus redes sociales.

Al respecto, en declaraciones a AGENFOR, la doctora Cristina Mirassou, subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales del 1° y 2° Nivel del Ministerio de Desarrollo Humano, remarcó: “El bono se recibió con mucho beneplácito porque es un incentivo que es valorado económicamente, pero también se trata de un reconocimiento a nivel simbólico. El personal de salud y el de seguridad sienten que es un reconocimiento a la labor que vienen realizando”.

“Es reconfortante ver cómo en Formosa se ha cuidado al personal sanitario”, subrayó la funcionaria porque “en ningún momento nos han faltado los equipos de protección personal”, marcando que “la gran preocupación siempre fue tenerlos en cantidad y en calidad”.

Resaltó que “quienes vienen desde afuera se sorprenden, ya que “en otras provincias no es así”. “Tenemos colegas que nos cuentan que ellos se tienen que comprar porque los elementos que les proveen a veces son de baja calidad o no alcanzan”, contó.

“Hay una serie de medidas que se vienen tomando en la provincia como este reconocimiento ahora del bono, pero también está el cuidado”, enfatizó la especialista, sumando además que “para nosotros también es una fuerte motivación que, con las acciones que se vienen desarrollando en todo el territorio a través del trabajo de todos y todas, tengamos estos resultados”.

Cuando se compara a Formosa con las provincias vecinas por ejemplo, a las que “se les sale de las manos (la situación) y hay cientos de muertos”, “hacemos el cálculo de los fallecidos que tendríamos si hubiésemos presentado la misma intensidad de contagios que los distritos provinciales más cercanos, como es el caso de Chaco o Salta”.

Justamente, al paragonar a Formosa con esas dos jurisdicciones, advirtió que “tendríamos que estar arriba de 400 muertos”, con lo cual “haber logrado que la cifra de fallecidos sea muy poquita, apenas una decena, que de igual manera nos duelen, es sentir que nuestro esfuerzo no fue en vano”.

Logro conjunto

“Entre todos logramos este resultado”, acentuó la doctora Mirassou, marcando que “en todos los aspectos, nuestra situación ha sido particular, exitosa y quizás irrepetible, como dicen en otros lugares, porque no están dadas las condiciones como se vio en otras provincias y en todas las áreas”.

Aludió aquí al aspecto sociocultural y económico, porque “Formosa es una provincia desendeudada que pudo hacer frente y que había invertido en años anteriores en infraestructura, con lo cual tuvimos los lugares para los alojamientos de las personas y el equipamiento para hacer la atención”.

Del mismo modo, destacó al Hospital Interdistrital Evita, un nosocomio sanitario monovalente único en la región para el tratamiento de pacientes positivos de COVID-19, el equipamiento en los Distritos Sanitarios de la provincia y los elementos para los efectores de salud.

A todo ello sumó la vasta inversión que se ha materializado durante todo el año pasado y en los primeros meses de este año 2021. “Hemos podido implementar 14 laboratorios para el diagnóstico de coronavirus y estamos haciendo búsquedas activas de casos en terreno con unas cantidades más que importantes”, significó la funcionaria a esta Agencia, haciendo notar que sólo en los últimos 17 días se han concretado 12 mil estudios.

“Todo ello está orientado a ir conteniendo y cortando la regeneración de la enfermedad, mitigando el daño”, concluyó.