Compartir

Tras el monitoreo no se han detectado ESAVI – Eventos Supuestamente Atribuibles a Vacunación e Inmunización – graves pos inoculación.

La médica pediatra e infectóloga Alejandra Bontcheff, asesora del Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa, se refirió al exitoso Plan de Vacunación desarrollado en nuestro territorio provincial, tras la aplicación de más de 80 mil dosis.

“Es importante resaltar el porcentaje de utilización que se da a las vacunas, luego de recibirlas en cada provincia” explicó a AGENFOR, teniendo lugar en Formosa una estrategia de vacunación, ya que son aplicadas inmediatamente llegan, demostrando así una organización planificada.

Además remarcó que las tres vacunas aplicadas en nuestra provincia, Sputnik V, Sinopharm, AstraZeneca, son seguras y efectivas, no se han detectado ESAVI – Eventos Supuestamente Atribuibles a Vacunación e Inmunización – graves pos inoculación.

En este sentido aclaró la diferencia entre la Sinovac y la Sinopharm, luego de haberse generado ciertas confusiones en la comunidad tras afirmaciones irresponsables de algunos periodistas reconocidos,  ya que ambas son elaboradas en un mismo laboratorio, pero “en Argentina no se ha comprado la Sinovac”.

Y avanzó en señalar que la Sinopharm luego de la primera dosis llega a un 70% de efectividad,  habiendo pasado tres semanas, y luego con la aplicación de la segunda, esto se eleva a más del 86%, puntualizó.

Con lo que recordó que desde el 25 de marzo, se adopta la estrategia de postergar la segunda dosis, para llegar a inmunizar a una mayor cantidad de población, “justamente por el nivel de protección que se alcanza con la aplicación de la primera dosis, habiendo pasado entre dos o tres semanas” expresó. 

La profesional aseveró que a pesar de estar inmunizados, se deben seguir respetando y utilizando las medidas de bioseguridad, ya que ninguna vacuna evita 100% que nos infectemos, su objetivo es evitar la enfermedad grave y la muerte por coronavirus.

“La vacuna no evita que el virus ingrese a nuestro organismo” dijo, pero si se observa que la persona que se infecta posvacunación, presenta una carga viral baja, lo que se relaciona con una menor contagiosidad y menor riesgo de muerte.

Y explicó que el sistema genera una respuesta inmunológica, salvo variantes como los pacientes que tienen su inmunidad comprometida, como el caso de los inmunosuprimidos, que se vacunan pero su respuesta a la vacunación no es la óptima, no han generado una buena respuesta y se han enfermado gravemente.

Al finalizar la doctora, se refirió a la vacunación en personas que ya están cursando la enfermedad, la cual no es recomendable, más bien hay que esperar su alta clínica y epidemiológica, y luego de haber pasado de tres a seis meses de obtener su alta de COVID, recién realizar la inoculación.