Brucelosis: avanzan tareas de sanidad en rodeos de paipperos

Compartir

En el marco del Plan Nacional de Control y Irradiación de esta zoonosis

Desde el Ministerio de la Producción y Ambiente informaron que se continúa coordinando y desarrollando actividades con productores paipperos localizadas en las diferentes regiones de la provincia, en el marco del Programa de Control y Erradicación de Brucelosis, enfermedad zoonótica que impacta en la eficiencia de los rodeos ganaderos y en la salud de la población.

En esta primera etapa, el trabajo en territorio abarca las localidades de San Martín Dos, Cabo Primero Lugones, Pozo del Tigre, Bajo Hondo, El Colorado y Villa Dos Trece. Desde el departamento de Sanidad Animal, del Ministerio de la Producción y Ambiente explicaron que “se viene trabajando de manera programática, ya desde el año pasado, llegando hasta el momento a más de 400 productores paipperos y representando un rodeo bovino que supera los 3.670 animales muestreadas hasta la fecha”.

Por su parte, desde el Programa para el Desarrollo Lechero del Ministerio de la Producción y Ambiente destacaron que, “con el objetivo de continuar con la producción de alimentos saludables y nutritivos, se abordaron casi dos decenas de tambos familiares con más de 640 animales muestreados para análisis serológico de Brucelosis, además del diagnóstico de Tuberculosis, mediante prueba de tuberculina con lectura a campo”. En tal sentido, remarcaron que “la totalidad de los animales muestreados resultaron negativos a Brucelosis y Tuberculosis bovina, avalando la obtención del estatus de Establecimiento Ganadero Libre de Brucelosis Bovina en la cuenca sur provincial”.

Proceso y abordaje

Para el abordaje territorial, señalaron que “previamente se realizaron reuniones con los productores para concientizar sobre la importancia del control y la eliminación de las enfermedades que afectan al ganado, con énfasis en las zoonosis, es decir, aquellas enfermedades que pueden ser trasmitidas por los animales a las personas, como brucelosis y tuberculosis”. Asimismo, añadieron que “esos encuentros sirven para sociabilizar los objetivos y aspectos técnicos de los programas sanitarios vigentes, así como las obligaciones compartidas entre productores, el gobierno provincial y municipal”. Explicaron que “los productores que deciden incorporarse al referido programa sanitario asumen el compromiso de solicitar y comprar las caravanas oficiales. Cumplido ese paso, cada municipio se ocupa de organizar la logística y el programa de trabajo, donde el equipo de veterinarios de la cartera productiva provincial, interviene con la toma de muestras, el acondicionamiento y posterior envío al laboratorio para su análisis”.

Todo este proceso finaliza con el informe de los resultados de los diagnósticos realizados por el Centro de Investigaciones y Transferencia (CIT) de Formosa, dependiente del CONICET, y la respectiva determinación del estatus sanitario para brucelosis que recibe cada productor para su predio.

Es importante destacar la asistencia técnica completa por parte del gobierno provincial con la toma de muestra, los insumos necesarios, el envío de las muestras y el pago del servicio de diagnóstico, significando costo cero para los paipperos. “Todas estas actividades mencionadas siguen en ejecución y el propósito es cumplir con la lista de productores inscriptos por los municipios”, puntualizaron y aprovecharon para recordar “la obligatoriedad de la vacunación de la totalidad de las terneras de tres a ocho meses de edad con vacuna Brucella abortus Cepa 19, en simultáneo con las campañas de vacunación antiaftosa y bajo una estrategia regional establecida por el SENASA”, indicaron.

«Todos estos logros se dan como resultado del trabajo mancomunado y permanente, liderado por el Ministerio de la Producción y Ambiente, en conjunto con los productores paipperos, los intendentes, el PAIPPA y el C.I.T., con base en la COPROSA, con la finalidad de acompañar al productor paippero en varios aspectos relacionados con la producción animal y la producción de alimentos y continuar con el fortalecimiento de la inocuidad y seguridad alimentaria y la salud de la comunidad rural organizada», destacó el subsecretario Alejandro García y, en este sentido, instó a todos los profesionales veterinarios del sector público y privado a sumarse en estas actividades que se continuarán desarrollando en distintas regiones productivas de la provincia.