Compartir

El programa de equinoterapia del gobierno adquiere más relevancia

Por el año 2017 se lanzaba desde el Gobierno de Formosa, a través del Instituto de Asistencia Social (IAS), el Programa de Equinoterapia, una herramienta terapéutica para mejorar la calidad de vida del niño especial y su entorno familiar. Hoy ya pasaron cientos de familias por este proceso que incluye entre otras, talleres, juegos y capacitaciones, actividades que se intensificaron en octubre, el mes de la inclusión.

En este sentido el administrador del IAS, Edgar Pérez,  explicó este miércoles que además de desarrollarse dicho programa, durante este mes se trabajó con los niños en la cocina inclusiva, huerta orgánica, la granja, o con juegos adaptados como el taki-voley, el cual constituye una herramienta más para consolidar las políticas de inclusión que tiene el gobierno de la provincia.

Puntualizó que se reforzaron trabajos en conjunto entre los distintos organismos de la provincia en el predio de AMEIAS, sobre todo en el desarrollo de estrategias de comunicación y puesta en marcha de labores.

Un vínculo que sana y fortalece

La equinoterapia, es una disciplina complementaria que busca la educación, rehabilitación y reeducación de las personas con discapacidad permitiendo por medio del caballo mejorar la calidad de vida y favoreciendo la inclusión social.

Según informes, el caballo en su andar tiene un efecto mecedor que estimula los músculos de pies a cabeza, ayuda a sostener una postura y a trabajar la simetría, a la vez que fortalece la confianza y seguridad del jinete desde una altura que hace que al bajar se haya producido un cambio. Cuando un niño o adolescente -sea cual sea la problemática- baja del caballo, no será el mismo que subió 30 minutos antes de la sesión. El impacto ecuestre se ve en el cuerpo, en la cara y en la sonrisa de los niños.

El equipo de profesionales del IAS está conformado por psicopedagogas, psicólogas, nutricionistas, estudiantes de nutrición, de psicopedagogía, un profesor de música, profesora de folklore y de huerta que trabajan en el predio del AMEIAS con distintos niños y los caballos.

Pileta Inclusiva

Pérez también confirmó que a fines de noviembre podrá utilizarse la pileta inclusiva que se encuentra dentro del establecimiento, la misma cuenta con un dispositivo que permite a las personas con dificultades motoras poder movilizarse y salir del agua  mecánicamente. Ésta se suma a las actividades del programa de equino, teniendo como complemento que el contacto con el agua es muy importante. La pileta contará con profesores de educación física y bañeros.

Pérez destacó que junto al Parque Acuático y el Paraíso de los Niños, la pileta inclusiva del AMEIAS, será un lugar más que el Gobierno de Formosa pone a disposición de sus habitantes.

Aplicación

Además se está realizando el acondicionamiento del predio, ya que una de las salas será solo de juegos y estimulación: contará con juegos virtuales y una aplicación que funciona como simulador de las actividades de equinoterapia y, según Pérez “la aplicación fue desarrollada por compañeros del instituto y a futuro se espera que se implemente en las escuelas inclusivas y las familias, que pueda ser accesible a través de cualquier portable como celular, computadora o tablet”.

Primer encuentro nacional de Talla Baja

En Formosa también se trabaja con niños con el síndrome de Talla Baja, (se detecta cuando la altura de un niño queda por debajo del percentil 3 en las curvas de crecimiento utilizadas habitualmente por el Pediatra), en ese sentido el Arquitecto Edgar Pérez informó que la provincia será sede de la primera experiencia de talla baja del país.

“El 8,9 y 10 de noviembre tendremos la primera experiencia en el país y son 13 las provincias que confirmaron su presencia hasta el momento. No solo se va abarcar al deporte sino que queremos darle otro matiz, hablar de las dificultades que cada familia tiene, que cada joven tiene, compartir experiencias pero también dar información”. Culminó