Cabrera celebró el fin de la intervención del PJ nacional

Compartir

El presidente provisional de la Legislatura y apoderado del PJ provincial, Armando Cabrera, celebro la decisión de la Cámara Nacional Electoral de revocar el fallo que había dispuesto la intervención del PJ Nacional.

“Se trata de una gran noticia a partir de que la Cámara Electoral Nacional puso las cosas en su lugar, reivindicando la posición del presidente del Congreso Nacional del PJ, el gobernador Gildo Insfran: es decir disponiendo que las legitimas autoridades partidarias que encabeza el doctor José Luis Gioja, retomen su lugar al revocar la intervención dispuesto por la jueza María Romilda Servini de Cubría”, indico.

Señalo que “se trato de un fallo político sin sustento riguroso, a partir de lo ridículo de intervenir un partido por el hecho de haber perdido una elección, con ese argumento se deberían intervenir todos los movimientos políticos”.

Para Cabrera “se trato de una decisión previsible, o sea que las autoridades partidarias retomen sus funciones, ya que se tratan de compañeros dirigentes legítimamente electos en el seno del PJ nacional. Esto implica que volverá a ejercer la presidencia ejecutiva del partido el compañero Gioja”.

Explico que “otro aspecto fundamental es el reconocimiento de la Comisión de Acción Política consagrado en el congreso partidario del 8 de junio que presidiera el doctor Insfran. Digamos que se da un interregno de legitimidad en las autoridades legítimamente constituidas para encarar todo el proceso electoral interno que se avecina, como lo hicimos nosotros en el distrito Formosa”.

Cabrera explico que el fallo “se reivindica como institución fundamental de la república consagrada en el artículo 38 de la Constitución Nacional, y al mismo tiempo expone categóricamente es el respeto a las autoridades naturales del PJ. Se ordeno la entrega inmediata de la sede partidaria y todas sus documentaciones a la mesa ejecutiva nacional”.

Concluyo opinando que “lo que hizo esta jueza Servini de Cubria es insólito, una barbaridad jurídica, nunca desde 1983 a la fecha se produjo una situación de esta naturaleza. Se metió la pata política queriendo fragmentar al peronismo y otras acciones contra el principal partido político del país, el cual tiene a nuestro gobernador como uno de los principales mentores de la unidad, la organización y solidaridad, para así el año próximo sea el movimiento nacional justicialista quien retome la presidencia argentina”.