Compartir

Con motivo de conmemorarse el 14 de noviembre el Día Mundial de la Diabetes, este año 2018 bajo el slogan “Familia y diabetes”, el Ministerio de Desarrollo Humano formoseño a través de sus equipos de salud a cargo de distintas actividades, se suma a sensibilizar y concientizar a la comunidad sobre la importancia de prevenir, diagnosticar de manera temprana y controlar esta enfermedad que afecta seriamente a la salud de las personas.

En este marco,  el Programa Provincial de Diabetes, invita a la charla abierta a la comunidad que se llevará a cabo el miércoles 14 de noviembre en el Galpón C a partir de las 8. Allí los profesionales a cargo difundirán las prácticas saludables que contribuyen a prevenir la enfermedad; y también informarán sobre los controles necesarios para detectarla a tiempo y darán a conocer el abordaje que realiza el sistema público de salud en los casos del diagnóstico de la enfermedad, el cual incluye detección, tratamiento, seguimiento y controles del paciente.

Por su parte, en horas de la tarde, desde las 17 hs, se convoca a pacientes y vecinos de todos los barrios de la ciudad a sumarse a la caminata saludable que se llevará a cabo en la Costanera “Vuelta Fermosa” desde le mástil municipal hasta la primera curva (plaza de juegos). “La caminata es muy emblemática para este día porque busca crear conciencia sobre la incidencia que tiene la práctica de actividad física para prevenir la diabetes y muchas otras enfermedades, especialmente las crónicas; además de beneficiar a la salud en general”, explicaron los referentes del programa sanitario.

En consonancia con esta fecha significativa, los especialistas del programa recordaron algunos de los cuidados que deben tenerse para evitar el desarrollo de la diabetes en todas las edades. Entre estos remarcaron “mantener un peso estable y saludable acorde a la contextura física de cada persona, evitar el sobrepeso”.

“Alimentarse sanamente consumiendo mayoritariamente frutas y verduras a lo largo del día, tratando de consumir la menor cantidad de alimentos con grasas, azúcares y sal. Hacer una actividad física diaria,  de intensidad moderada, regular y sostenida en el tiempo”, agregaron.

Asimismo destacaron la importancia de los controles para diagnosticar la enfermedad a tiempo, evitando que evolucione en estadios que provoquen consecuencias severas o graves a la salud “o que se complique con otras enfermedades que están asociadas a la diabetes como por ejemplo la hipertensión y las cardiovasculares”.

Entre dichos puntos indicaron: la consulta médica periódica, exámenes físicos y clínicos anuales, los análisis y estudios de rutina al menos una o dos veces al año. “Y otras evaluaciones que puede sugerir el médico de acuerdo a las condiciones de salud del paciente. Pero siempre es necesario controlar para detectar y diagnosticar a tiempo porque esto nos permite hacer un tratamiento oportuno para tener una diabetes controlada que es fundamental”.