Compartir

En toda la provincia se vienen desarrollando amplias tareas contra el vector del dengue, chikungunya y zika, que forman parte de un amplio mapa preventivo que alcanza a la Capital y toda la geografía formoseña, informó el Ministerio de Desarrollo Humano.

La cartera sanitaria local dio a conocer que en el día de la fecha las localidades alcanzadas son: Los Chiriguanos, Ingeniero Juárez, Clorinda, Misión Tacaagle, Portón Negro. Las tareas comprenden intensas jornadas que comprenden trabajos directamente en terreno con la utilización de maquinarias especializadas y están a cargo de equipos del nivel central en forma conjunta con los locales.

La fumigación espacial se ejecuta con vehículos provistos de maquinarias pesadas que recorren las calles de cada localidad rociando el aire con insecticidas efectivos contra el mosquito Aedes aegypti, transmisor de las enfermedades, pero inocuos para las personas y animales.

En cada ocasión, se cuenta con el constante acompañamiento de las autoridades de los municipios, como parte de una colaboración entre las gestiones locales y la cartera de salud provincial.

 

Compromiso de la comunidad

 

Desde saludse recordó que eliminar los criaderos de los mosquitos Aedes aegypti,trasmisor del dengue, chikungunya y zika, es la medida fundamental para evitar estas enfermedades.

Cualquier objeto, espacio natural o artificial que forme paredes puede convertirse en un lugar ideal para que el insecto deposite sus huevos, ya que para su reproducción estosse adhieren a los bordes de los recipientes que contengan agua limpia estacionada.

Por tal motivo, se insiste en el cumplimiento de una serie de medidas que deben concretarse diariamente, como: desechar todos los recipientes que no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes, entre otros).

Además, debe evitarse la acumulación agua en aquellos objetos que se utilizan diariamente, tapándolos herméticamente, colocándolos boca abajo o bajo techo como los baldes, palanganas, cisternas, depósitos de agua, aljibes.

Los patios, jardines y terrenos baldíos deben mantenerse desmalezados y limpios. Por otra parte, diariamente, deben limpiarse cepillando las paredes y cambiándose el agua de los floreros, portamacetas y bebederos de animales domésticos y mascotas; es necesario también limpiar periódicamente con agua caliente las canaletas y rejillas y clorar o mantener vacías las piletas de natación.

Otra medida esencial es proteger el cuerpo de la picadura de este insecto, por ello se recomienda aplicarse repelente, teniendo en cuenta que debe ser renovado cada tres horas ya que sus efectos duran por este periodo de tiempo.

También, es importante colocar en puertas y ventanas telas mosqueras para evitar el ingreso de este insecto adentro de las viviendas, utilizar mosquiteros y aplicar en los ambientes insecticidas en spray o aerosol, espirales o tabletas matamosquitos.