Compartir

Las acciones preventivas se realizan sin interrupciones para evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti

Desde la cartera Sanitaria provincial, se informó que en esta semana continúan desarrollándose sin pausa en esta localidad, los trabajos que profundizan las medidas de prevención que tienden a evitar la presencia del vector del dengue,  mosquito Aedes aegypti.

Debido al periodo estival de altas temperaturas y días lluviosos, las actividades se profundizan diariamente para evitar la formación de criaderos de este insecto, los cuales se constituyen en recipientes ahuecados que acumulan agua limpia, de lluvia o corriente, y quieta.

Responsables de los operativos de prevención en la mencionada ciudad fronteriza indicaron que ayer fueron trabajados los barrios: 96 Viviendas, 140 Viviendas, 500 Viviendas y 6 de Enero. Allí se hicieron labores de fumigación en las viviendas y en los patios, al igual que en los espacios públicos (plazas, parques, pasajes, calles, avenidas, clubes).

A las acciones de fumigación para eliminar a los mosquitos en estado adulto, se suman además: entrega de material gráfico con instrucciones de prevención, diálogo personalizado con los vecinos para concientizar sobre los cuidados que deben mantenerse, descacharrados y colocación de larvicidas en recipientes contenedores de agua con el fin de evitar que el mosquito Aedes aegypti forme criaderos.

Las actividades preventivas concretadas en Clorinda se extienden también a zonas aledañas y se profundizan sobre el cordón sanitario delineado en el área ribereña de frontera con el país vecino de Paraguay, donde el conjunto de operaciones sanitarias se refuerzan diariamente.

Medidas de prevención

Se recomienda a los vecinos extremar las medidas de prevención en los hogares y otros lugares habitados por las personas, teniendo en cuenta que los objetos situados en ámbitos domésticos son los preferidos por la especie Aedes aegypti para vivir, poner sus huevos y reproducirse. Asimismo, se insta a puntualizar en el cuidado personal a través del uso de repelentes y ropas largas que cubran la mayor parte del cuerpo para impedir la picadura de mosquitos.

De tal modo, para evitar la formación de criaderos del insecto es necesario desechar todos los recipientes que no son de utilidad, como: latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes, entre otros.  Evitemos al mismo tiempo la acumulación de agua (especialmente durante los días de lluvia y los posteriores) en los objetos que se utilizan diariamente, los cuales deben ser tapados herméticamente y colocados boca abajo o bajo techo en el caso de baldes, palanganas, cisternas, depósitos de agua, aljibes, entre otros.

Los patios, jardines y terrenos baldíos deben mantenerse desmalezados y limpios. Por otra parte, diariamente deben limpiarse,  cepillar las paredes y cambiarse el agua de los floreros, portamacetas y bebederos de animales domésticos y mascotas. Se deben limpiar con agua caliente las canaletas, rejillas y sumideros, y clorar o mantener vacías las piletas de natación.

Entretanto, deben protegerse las diferentes partes del cuerpo de la picadura de mosquitos utilizando repelentes que deben ser renovados cada dos o tres horas, según se indica en el rótulo del envase.  Y se deben colocar telas mosqueras en las puertas y ventanas para evitar el ingreso de insectos como  aplicar en los ambientes insecticidas en spray, aerosol, espirales o tabletas matamosquitos.