Compartir

Son casi 17 mil personas en toda la capital.

El Jefe del Departamento de Inmunizaciones de la provincia, Licenciado Julio Arroyo, confirmó que más de cien mil formoseños recibieron la vacuna antigripal y contra el neumococo en el marco de la campaña de vacunación de invierno en la provincia.

“El 26 de marzo, cuando comenzó la campaña de invierno, Formosa fue la primera provincia que puso a vacunar domiciliariamente a los mayores de 65 años. Se conformó en capital un equipo de 50 vacunadores que salían diariamente, casa por casa, a vacunar. Llegamos a casi 17 mil personas solamente en capital en cinco semanas”, explicó.

Y agregó: “Fue un trabajo titánico, muy arduo. Todas las mañanas, de 8 a 12 horas, se realizaba esta actividad en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Humano, que ponía a disposición las vacunas para los equipos. Se hizo esta tarea en capital y también en localidades del interior”.

En ese sentido, el funcionario aseveró que “la primera población vacunada fueron los mayores de 65 años en tiempo y forma” y que, en ambas vacunas, “podemos afirmar que más de 100 mil formoseños recibieron las recibieron”

Por otro lado, Arroyo sostuvo que, desde el Ministerio de Desarrollo Humano, “trabajamos permanentemente capacitando y actualizando a los equipos de vacunadores para que estén al día, pero es fundamental contar con todas las vacunas”.

En ese contexto, manifestó que están en plena campaña de vacunación y aseguró que “todas las vacunas del calendario están presentes en todos los hospitales y centros de salud de la provincia”.

“A aquellas personas que pertenecen a factores de riesgo y por algún motivo no se han vacunado, pueden acercarse al vacunatorio más próximo a su domicilio, a recibir no sólo el antigripal sino la vacuna contra el neumococo que tiene también su población de riesgo a cubrir”, indicó el especialista.

Y argumentó que “es fundamental” que se vacunen las embarazadas en cualquier etapa de la gestación, porque “de esta manera le va a dar protección a su bebé durante los seis primeros meses de vida”, ya que recién a esa edad recibirá su primera dosis, pero antes estará protegido con los anticuerpos que le transmitió la madre.

Por último, Arroyo señaló: “Los bebes de 6 meses a 2 años debe tener dos dosis de vacuna antigripal. Los mayores de 65 años tienen que vacunarse, tengan o no una enfermedad de base. Y después todas las personas de 2 a 64 años que tengan una enfermedad de riesgo, también pueden concurrir a los vacunatorios a recibir las vacunas de campaña de invierno”.