????????????????????????????????????
Compartir

Es fundamental eliminar cualquier recipiente que pueda convertirse en criadero del mosquito Aedes aegypti, vector de la enfermedad

Este miércoles se concretará una jornada más de rociados, fumigaciones y descacharrizados, como también amplios trabajos de promoción y concientización que se llevarán a cabo tanto en domicilios particulares como en la vía púbica de nuestra ciudad. El propósito es evitar la presencia y proliferación del mosquito vector del dengue, zika y chikungunya.

Las acciones mencionadas tendrán lugar en numerosos barrios capitalinos, entre los cuales serán alcanzados: 1 de Mayo, Illia I y II, Jardines de América, Incone, San Juan Bautista, Independencia, El Porvenir, Luján, Namqom, San Isidro Labrador, Balbín, 1 de Mayo, Juan Domingo Perón, Municipal, La Esperanza, 7 de Mayo, Antenor Gauna, Urbanización Maradona, República Argentina, El Palomar, Estela Maris, Las Orquídeas, Los Inmigrantes, Simón Bolívar, 8 de Octubre, Mbigüá, El Quebranto . Al tiempo se recorrerán avenidas, calles, pasajes, plazas y otros espacios públicos.

Se solicita la permanente colaboración de la comunidad formoseña para seguir avanzando en los objetivos de esta campaña; al tiempo  se agradece la buena voluntad que se viene demostrando hasta el momento en el cumplimiento de las medidas de prevención.

La medida fundamental es la prevención en las casas, patios y alrededores básicamente a través de la eliminación de cualquier objeto, recipiente o espacio natural que reúna las condiciones para convertirse en un criadero.

Dichos objetos o espacios son aquellos de forma ahuecada y que en su interior pueden contener agua limpia y quieta acumulada. El Aedes aegypti busca estos lugares para habitar, poner sus huevos y reproducirse.

Como evitar los criaderos

Para evitar la formación de nuevos criaderos se recomienda a los vecinos eliminar o tratar debidamente todos los recipientes que contengan o puedan contener agua. También se deben limpiar adecuadamente las canaletas, tejados, sumideros, rejillas, desagües y cualquier espacio similar.

Otras de las medidas que deben cumplirse son: desmalezar y limpiar patios, jardines y espacios verdes de los alrededores concurridos por las personas; tapar herméticamente recipientes como: tanques, cisternas, aljibes, tambores y otros tipos de depósitos; colocar boca abajo o bajo techo: baldes, tachos, frascos, entre otros.

Se deben además lavar y limpiar cada día bebederos y comederos de animales domésticos y mascotas; limpiar y cambiar diariamente el agua de floreros y portamacetas; rellenar o tapar huecos, agujeros y pozos que se encuentre en la tierra, paredes, troncos y otros objetos; hacer que sea óptimo el drenaje de las macetas para que el agua no se estanque.

Las múltiples tareas preventivas deben realizarse especialmente en las viviendas, sitios de trabajo y otros espacios en los que las personas desarrollan sus actividades, ya que este insecto  posee hábitos domiciliarios, por lo que su reproducción se da en los domicilios o sus alrededores.