Compartir

El departamento de Educación Especial dependiente del ministerio de Cultura y Educación a lo largo y ancho de toda nuestra provincia desarrolla Talleres de Braille destinados a docentes como a la comunidad en general.

Un servicio más y  gratuito, que se encuentra en un proceso de transformación y se extiende a los campos de las nuevas tecnologías.

Al respecto, la directora de la Escuela Especial 17 “Nuestra aludió a que “estamos llevando adelante los Talleres de Señas y Braille por medio de aulas virtuales gracias a la articulación con el Instituto de Formación Docente de nuestra localidad, gracias al respaldo del departamento de Educación Especial que confiaron en nosotros y también a los recursos humanos con los que cuenta nuestra escuela especial, los que son muy calificados, docentes de la especialidad de ciegos y disminuidos visuales, de sordos e hipoacúsicos y técnicos en TIC , con quienes entre todos, cada uno desde su lugar, fue aportando su saber, poniendo su granito de arena para que este sueño se pudiera dar y haga realidad”.

La Lengua de Señas Argentina (LSA) y el Braille más allá de ser  herramientas  necesarias para la formación y comunicación de las personas en todos sus niveles, son un sistema de inclusión y aprendizaje que posibilitan el  desenvolvimiento e interactuación con los demás.

“El instituto nos facilitó a través de un proyecto de articulación, un espacio de la plataforma virtual y considerando que muchos  de los inscriptos en nuestros talleres son alumnos de nuestro instituto es que iniciamos este año con esta nueva modalidad, si bien es un gran desafío también es una gran oportunidad para seguir aprendiendo, tanto los docentes que se capacitan como los que estamos adentro capacitando”.

Desde la modalidad especial, estas capacitaciones tuvieron sus orígenes hace once año atrás, es así que con una matrícula de más de cien participantes , en el 2014, son incorporados en el centro escolar mencionado teniendo muy buena apertura por parte de la comunidad juarense, lo que permitió que se extendiera al Departamento Ramón Lista, a localidades como El Chorro y El Potrillo donde se encuentran situados los anexos de la institución y se sumaran docentes  de zonas aledañas como María Cristina y Lote 8.