Capital: “Los gimnasios terapéuticos son todo un éxito”, realzaron

Compartir

El profesor Daniel Leguizamón, coordinador de los gimnasios terapéuticos, resaltó la demanda que están teniendo las cuatro sedes de Capital, expresando con alegría que “es increíble la cantidad de alumnos que tenemos”, lo que marca que esta propuesta “es realmente un éxito”.

Sostuvo que el principal motivo de la presencia de adultos mayores es por la “excelente campaña de vacunación contra el COVID-19 que se llevó a cabo y se continúa realizando en toda la provincia”.

En esta línea, según datos recabados por AGENFOR, Leguizamón explicó que “el estar inmunizados generó más confianza para poder ser parte de estas acciones que requieren de aglomeración de personas”.

Además, recordó que en la matrícula de participantes preponderan los adultos mayores, los cuales, en una gran mayoría, cuentan con patologías previas, lo que genera que forman parte del “grupo de riesgo de la pandemia del coronavirus”.

Tal es así que por este contexto “se continúan respetando los cuidados que establece el protocolo sanitario”, ya que el virus todavía sigue presente.

“Las clases dentro de los gimnasios son con barbijo bien colocado y el distanciamiento requerido, pero siempre manteniendo las relaciones sociales y el compartir con los compañeros, que ayuda mucho a la parte psicológica”, esbozó.

A su vez, destacó la gratuidad e informó que “en agosto de este año cumplimos 22 años de historia”.

“Es un programa del Gobierno de Formosa que da buenos resultados en la recuperación del adulto mayor”, realzó y amplió: “Si bien trabajamos sobre patologías con personas de edad, también lo hacemos desde la prevención”.

Respecto de ello, aclaró: “No es que hay que estar enfermos para poder asistir” y comentó que en algunas sedes cuentan con la participación de “personas de 30, 40 años con diabetes, artrosis o presión alta, que concurren a hacer prevención para así mejorar su calidad de vida”.

En este orden, marcó que “la característica que tiene el programa es que está controlado por profesores de educación física, terapeutas, kinesiólogos y que cuenta con un esquema y programa de trabajo”.

Debido a ello, valorizó la organización, exponiendo que esto permite que “las clases sean controladas y que estén dosificadas de acuerdo con las posibilidades del adulto mayor”, asegurando que esto hace que “sea muy difícil que un alumno presente alguna descompensación durante la clase”.

De igual manera informó “que esta última es una posibilidad”, pero llevó tranquilidad a la sociedad al confirmar que, “si esto ocurre, trabajamos de manera coordinada con el SIPEC”.

Clases

Por otra parte, repasó que las sedes en Capital están situadas en los estadios Centenario y Cincuentenario, en el polideportivo del barrio La Paz y en la EPET N° 7 del barrio Eva Perón.

“Las clases son lunes, miércoles y viernes de 8 a 9 horas y de 9 a 10 horas. Los únicos requisitos que necesitan es un certificado de aptitud física o la derivación médica y el esquema completo de vacunación”, concluyó.