Caraballo: “Carbajal fue un ‘okupa’ en el Juzgado Federal”

Compartir

Luego de las críticas que el Diputado Nacional de Juntos por el Cambio Fernando Carbajal dirigiera a organismos de DDHH y al servicio de justicia provincial, el abogado y militante peronista, Williams Dardo Caraballo concluyó que “Carbajal, no tiene autoridad moral ni antecedentes para descalificar a nadie, menos a organismos de derechos humanos de larga tradición en una lucha pacífica y reconocida a nivel mundial”.

En ese sentido, sostuvo que “la historia reciente demuestra que el ex fiscal de Estado, rematador de pequeños productores, de la Provincia de Corrientes fue el primer okupa de la justicia federal”.

“Actúo solapadamente mientras sus concursos, que no terminaban de convencer en el Consejo de la Magistratura, quedaron archivados por la razón de ser inidóneo e incapaz para ser juez de la Nación”, aseveró.

Y agregó: “Enterró él mismo su presunta ‘carrera judicial’. Así, cuando quedaron sepultadas sus aspiraciones de ser juez conforme el mecanismo constitucional se convirtió en un forajido con toga que sentó en su despacho a todo el comité radical para coordinar, al mejor estilo de la Gestapo Antisindical, la perforación de las ‘barreras sanitarias’ que la Pandemia impuso como una necesidad para salvar vidas”.

Al mismo tiempo que sentenció: “En sus peores pesadillas deben ser recurrentes la hilera de 1.200 féretros que sentenció sin piedad alguna”.

Por otro lado, el profesional dijo que el poder judicial federal “respira aliviado” ya que Carbajal en el futuro “sólo podrá aspirar a ser juez de línea en la categoría Senior del Futbol de Veteranos”; y apuntó: “La resolución de la Cámara Federal de Apelaciones que lo eliminó de la lista de conjueces avala este alivio colectivo”.

Asimismo, Caraballo argumentó que “el haberse asegurado su jubilación en el poder legislativo nacional trajo tranquilidad a la comunidad jurídica que nunca más lo verá sentado dictando fallos al gusto y paladar de sus correligionarios en ningún tribunal de justicia”.

“El desprecio de Carbajal por la administración de justicia se debe a que como abogado de la matrícula nunca fue conocido, más allá de su conchabo en el H. Tribunal de Cuentas y su olvido en una recordada acción de certeza”, declaró.

Y añadió: “Formosa fue más generosa en las últimas cuatro décadas con Carbajal que su lugar de origen. Pero el agradecimiento no figura en la conducta del autodenominado ‘humilde juez de frontera”.

También, el militante de los derechos humanos afirmó que “el juez sombrilla nunca tuvo la templanza ni las virtudes que se exige de un Magistrado”, ya que basta sólo recordar “la audiencia pucherito para constatar su debilidad de carácter y su manifiesta parcialidad cuando se trataba en cada audiencia su potencial candidatura a diputado nacional”.

En ese marco, recordó que el exjuez, siendo militante radical de toda la vida, utilizó su lugar de magistrado sólo para posicionarse políticamente, cuando su supuesta carrera judicial quedó trunca por no ser propuesto ni durante el esplendor de la Mesa Judicial de Macri, el prófugo Pepín Rodríguez Simón y el ministro Garavano quienes designaron el 60% de los actuales jueces y fiscales federales. 

“A pesar de ser descartado hoy se reporta políticamente al partido unitario que lidera JxC. Los fallos que él tomó como Juez y hoy define como mesurados, fueron en realidad ataques certeros a la estrategia sanitaria de Formosa. Su visión de la ‘Justicia’ le costó la vida a más de 1.200 formoseños y formoseñas”, aseguró.

Con respecto a las críticas del diputado opositor a organismos de Derechos Humanos, Caraballo en su rol de querellante en causas por delito de lesa humanidad, opinó que “sobre Derechos Humanos, está flojo de papeles”.

“En primer lugar, porque debería explicar que pasó con los Derechos Humanos de las más de 1.200 personas que perdieron la vida mientras él desde el lugar de Juez Subrogante combatía la exitosa estrategia sanitaria al tiempo que debería avergonzarse de compartir tantos encuentros con familiares de procesados por encubrir delitos de lesa humanidad, justamente como jueces del Estado terrorista, durante la última dictadura militar”, acusó.

Y profundizó: “Tal vez, probablemente por eso aclara permanentemente que defiende los derechos humanos, sólo desde el 83, ya que desde el 76 al 82 prefiere hacer la vista gorda ante miembros de su propio partido”.

Por último, Caraballo recordó que “a Carbajal lo conocí naranjo por eso no me extraña que su única la única manera de hacer política sea el ataque sistemático a quienes piensan distinto, vilipendiar a los docentes, atacar a los empleados públicos y agredir a la justicia”

“¿Está a favor de la democracia y de la republica que tanto alardea? Si es así, debería empezar a respetar la voluntad popular y no olvidarse, antes de conciliar el sueño que. en la última elección, perdió por más de 20 puntos de diferencia, siendo uno de los guarismos más favorable al FdT en todo el país”, concluyó.