Compartir

Para el abogado del foro local, Williams Dardo Caraballo, la decisión judicial de citar al gobernador Gildo Insfran, “no se decidió en un despacho de tribunales, sino en la Casa Rosada, al tiempo de advertir que se propicia desde jueces tomados como rehenes por el poder político”

En un encuentro multitudinario con dirigentes y militantes del PJ en la casa solidaria del barrio Eva Perón, advirtió que “cuando la política entra por las puertas de los tribunales, la justicia sale por la ventana”.

Entiende que en este caso en particular “se ha quebrantado la división de poderes. La decisión de citar a prestar declaración al compañero Gildo Insfran no se decidió en el despacho de un juez federal, sino en la Casa Rosada, donde hay un temor a la figura, proyección y a lo que representa el compañero Gildo en el peronismo nacional de cara al 2019”.

Cuestiono que se dé “credibilidad y veracidad al testimonio de este personaje que aparece amparado en la figura del arrepentido o colaborador, pero en definitiva estoy seguro que después de esto debería resolverse judicialmente que no existe delito alguno y dictarse el sobreseimiento”.