Casi 1300 kilómetros de rutas nacionales que atraviesan Formosa cuentan con pavimento

Compartir

“La pavimentación total de tutas como la 81, 11 y 95 y en el caso de la número 86 desde Clorinda a Guadalcazar, se cuantifican en casi 1300 kilómetros de rutas nacionales asfaltadas en Formosa. Y más del 50% de ese volumen se  hizo desde el 2003 en adelante”, se expuso desde la esfera de Planificación provincial.

“Estamos en el orden del 80% de la totalidad de la red nacional pavimentada, que es un volumen muy importante, de la misma manera que las rutas provinciales que complementan la transversabilidad de toda la red vial formoseña”, subrayo quien ocupara dos años atrás la titularidad  del distrito 22 Formosa de Vialidad Nacional, Horacio Cuño.

Incluso se pondero el “orgullo” de todos quienes están involucrados en el quehacer vial “poder ser parte del completamiento de la cuadricula que la gestión provincial se trazo en su momento y que se pudo materializar”.

Fue clarificado que la última sección habilitada sobre la ruta 86 dos años y medio atrás comprendió una extensión de 51 kilómetros hasta Guadalcazar, con el adicional de que en este período de tiempo se pavimentaron los accesos a estas y otras comunidades de la región, como ser El Remanso, La Libertad y Medialuna, como complemento de lo que es el ingreso de esas localidades a una ruta nacional, para destacar que esta estratégica traza  cuenta desde Clorinda hasta Guadalcazar, con una extensión total de 438 kilómetros de pavimento.

La red principal

Los avances sobre la ruta nacional 86 ha sido parte integral de la red principal de rutas de Formosa que se completa con las troncales números 81, 11 y 95 y todas las trazas provinciales, algunas de ellas con obras terminadas, otras en ejecución y también en proceso licitatorio, dando así continuidad a una vía de comunicación a la largo de toda la provincia que permita tener acceso seguro y permanente hacia Salta, potenciando así por ese medio los recursos de la provincia.

“Además, y también como objetivo estratégico delineado por el gobernador, se trata de construir obras con el mínimo impacto ambiental, en una región que presenta un elevado valor ambiental y se convierten en importantes espacios de desarrollo de especies animales y vegetales autóctonas”, se consignó..

Finalmente se señalo que “se ha planificado teniendo en cuenta la necesidad de lograr un máximo aprovechamiento de las inversiones, logrando la mejor solución desde el punto de vista técnico, económico y ambiental así como de minimizar los costos de mantenimiento, garantizando así la continuidad en el tiempo de la operación de la ruta y la circulación segura y continúa a pesar de las condiciones climáticas imperantes en cualquier época del año”.