Caso del usuario de Refsa del Covifol se incluye en “hurto de energía y conexiones irregulares”

Compartir

En horas de la mañana del día de ayer y tal como se había comprometido la Defensoría del Pueblo se recibió al usuario de REFSA, señor José Gambatti, que reside con su señora , ambos jubilados en el barrio Covifol, y que recibieron “una Factura Complementaria por energía consumida y no registrada de $23.553, 75”.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca junto a la Secretaria General del Organismo, Dra. Mariela Cáceres, en primer término solicitaron el Acta labrada el 4 de noviembre del año 2016 a las 10,40 por inspectores de REFSA, con la intervención del EROSP, y de los reclamantes; conjuntamente con facturas de consumos del lugar donde se pudo determinar a titulo ejemplificativo que en el mes de enero del año 2016 en el lugar se consumieron 134 kwh/ bimestral. Así las cosas luego de los arreglos técnicos del medidor que poseía entre otras cosas, “cortado el neutro”, el mismo no fue cambiado y se procedió a normalizar la conexión sellándose la tapa del gabinete. A partir de allí, en el mismo lugar empezó a registrarse un consumo de 3.500 kwh/ bimestralmente, con lo cual la factura mensual ascendió a $2.500.

Desde el Organismo de la Constitución, se señaló también que en el lugar con el mismo medidor, se toma la lectura de 2 unidades habitacionales, además de existir un kiosco en una de ellas.

Estos son los casos típicos de, “fraude energético” y donde se está hurtando energía; no obstante lo cual hemos entablado las gestiones necesarias para obtener una resolución a esta delicada situación, toda vez que tenemos muy presente que se trata de dos personas adultas mayores, que no por ello se las eximirá de responsabilidades, pero sí buscaremos el modo de que los perjuicios económicos sobre su patrimonio sea el menor posible.