Compartir

Para el diputado nacional Luis Basterra, el acuerdo de 10 puntos que propone el presidente Mauricio Macri se trata de “una maniobra para mejorar su perfil electoral”, con miras a las elecciones de octubre.

“No es ni el momento ni la forma de convocar al consenso”, subrayó el legislador, quien consideró desacertado “plantear ahora este acuerdo a seis meses de la entrega del mandato a quien resulte presidente, además sobre bases que no admiten ni discusión ni aceptación, que lo único que hacen es intentar ratificar o convalidar las decisiones que han tomado desde que asumieron el Gobierno Nacional”.

Apuntó que “distinto hubiera sido si decían que íbamos a hablar a agenda abierta, si la inflación no estuviera a un nivel insospechado o se veía cómo se resuelve la deuda externa que tendrá que asumir el próximo Gobierno”, al contrario, “de nada de eso se habla, sólo de la reforma laboral y garantizar que les paguemos a los acreedores con quienes ellos tomaron la deuda. Es una barbaridad”, criticó.

A su vez, reprochó que desde Cambiemos “han trabajado para denostar a la política porque saben que la única forma de salir de donde nos han puesto es con política”, lamentando que la gestión de Macri “ha sido para el pueblo argentino una experiencia dolorosa, pero demuestra que cuando estos empresarios o gerentes se hacen cargo de una Nación priorizan el interés y la lógica de las empresas por sobre el bien común y un proyecto que comprenda a todos los argentinos”.

“Para poder llegar adonde llegaron tuvieron que denostar a la política permanentemente y el resultado de eso está a la vista: sin política no se resuelven los problemas”, remarcó Basterra, graficando que “están a la vista de todos las consecuencias de una gestión de un empresario como es Macri más el ‘mejor equipo de los últimos 50 años’, con sólo dos personas con trayectoria política y el resto todos gerentes de empresas”. 

Categórico, el diputado reprobó diciendo que “cada uno pensó para su bolsillo, subieron las tarifas eléctricas a partir de que son los dueños de las empresas que la generan y la transportan, incrementaron los combustibles porque son los gerentes de las firmas y aumentaron la deuda externa ya que los funcionarios que ocupan el Ministerio de Economía subvienen todos de quienes son los prestamistas internacionales”.

Respecto del acuerdo de los 10 puntos que propone el jefe de Estado, fue tajante: “Cuando se ve que el diálogo se hace entre, por ejemplo, un candidato a presidente o un gobernador y un ministro como es Rogelio Frigerio, con quien uno puede tener cierta simpatía porque es de los pocos políticos que están en este Gobierno Nacional, se advierte la jerarquía real que tiene este acuerdo, la cual es nula, porque no los recibe ni el presidente Macri o el jefe de Gabinete, Marcos Peña”.

“La decisión firme y correcta es la que tuvo el gobernador Gildo Insfrán, que le respondió a Macri de la misma manera en la que fue invitado: con una carta diciéndole por qué no iba, con un coraje que sólo lo puede tener una persona con tanta convicción como nuestro Gobernador, que desestima lo que ha intentado ser una maniobra para mejorar su perfil electoral”, valoró finalmente.