Compartir

En coincidencia con el inicio del nuevo ciclo de producción bananera a partir de septiembre, el Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias comenzó la distribución de las primeras partidas de los 100.000 plantines que se entregaran, en total,  este año a los agricultores.

Todos ellos fueron producidos  con alta calidad genética en los laboratorios de la experimental de Misión Tacaaglé y se reparten gratuitamente de acuerdo con las indicaciones del gobierno provincial.

El coordinador general de CEDEVA, Jorge Balonga, reveló que dicha unidad de Tacaaglé se desarrolla a partir de la necesidad de diversificar la producción en la zona así como también de fortalecer las actividades que ya existían, como  la producción bananera.

Al efecto, durante muchos años se trabajó en campos de la región bananera  con los clones más productivos y en dos laboratorios, uno fijo y el otro móvil, como el Phytolab que producen vitroplantas de altísima calidad, de una total sanidad y sumamente productivas.

Al pasar por el laboratorio a las plantas  se les han quitado todas las enfermedades lo que permite que produzcan un 30 por ciento más que las plantas madre y la garantía de que por dos o tres años estarán libres de las enfermedades que existen en la zona.

Dijo Balonga que de esta forma el productor formoseño recibe una planta muy productiva que le va a garantizar tener una muy buena calidad de fruta.

Plan Nutrir

Por su parte, el director del CEDEVA Tacaagle, ingeniero Ricardo Vailati, confirmo que desde dicha unidad continua el aporte  de cítricos, bananas, batatas y mandiocas con destino al programa  lanzado por el gobernador Insfran para cubrir las demandas de más de 15.000 familias de esta capital que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad.

Hasta ahora allí ya se entregaron más de 150 toneladas al Plan Nutrir.

Semanalmente, se entregan  240 cajones de 20 kilos cada uno con frutas, verduras y hortalizas pesadas como remolachas y repollos, además de bananas, que son el resultado de los cultivos de validación.

Se incluye en las entregas cargamentos  50 toneladas de batata-  a las que se sumaran, después,  las del nuevo ciclo  primavera-verano – y 20 toneladas de mandioca.