Compartir

En el marco del 120° aniversario de la localidad de Clorinda, el intendente, Manuel Celauro, se refirió sobre la problemática existente con las restricciones en la zona de frontera de Paraguay y Argentina que dejan muy expuesta a la ciudad, y lamentablemente esto hace que el comercio clorindense hoy se encuentre cada vez con menos ventas y más locales cerrados.

El jefe comunal hizo hincapié en la estrecha relación que hay entre formoseños y paraguayos, que hoy se ve afectada por la limitación del flujo comercial, no sólo con la capital del vecino país (Asunción) sino también con los municipios de Lambaré, Nanawa, Falcón y Villa Hayes, con quienes además del lazo comercial existe un lazo colaborativo, como se evidenció en las últimas inundaciones. Celauro afirmó que “el Gobierno de la Provincia de Formosa brindó todos los recursos necesarios para poder asistir a las miles de familias paraguayas de la misma manera en que asistimos a las familias argentinas. Es una relación muy especial y esperemos que estos problemas que estamos teniendo debido a las restricciones de comercio que nos impuso el Gobierno de Paraguay se puedan resolver prontamente en aras de esta convivencia. Que las soluciones lleguen pronto y no pase por cerrar la frontera a los productos argentinos.”

El Gobierno paraguayo dispuso un cierre hermético en la frontera con Argentina y esto perjudica fuertemente la economía regional, dando como resultado el aumento de cierres de locales en la localidad de Clorinda. En ese contexto el intendente Celauro ya mantuvo varias reuniones con autoridades del vecino país para llegar a una pronta resolución de este conflicto.