Compartir

El pasado miércoles 10 de mayo un grupo de 34 familias, las cuales pertenecen a la agrupación piquetera “Darío  Santillan”, decidieron cortar la ruta nacional N°11 en Clorinda a modo de protesta. El pedido inicial era la adjudicación de viviendas, instalación de cloacas entre otros, luego de dialogar con el intendente de la ciudad Manuel Celauro se comprometieron a levantar el corte y serán recibidos por el mismo en la intendencia, con el fin de lograr un acuerdo y solucionar sus inconvenientes.

Celauro brindó detalles sobre la negociación que mantuvo con las familias: “Por suerte llegamos a un acuerdo, en total son 34 la familias afectadas, mañana a las 18:30 horas tenemos establecida una reunión para poder brindarles al solución que está dentro de nuestro alcance, hay cuestiones puntuales como lo es la cuestión de la vivienda, que escapa a nuestro manejo, el organismo encargado es el IPV” precisó.

Si bien el motivo inicial del corte de ruta fue el pedido de viviendas, con el transcurso del tiempo los piqueteros cambiaron de manera constante su pedido, pasaron a pedir cloacas e inclusive realizaron reclamos por planes sociales, con respecto a esto el funcionario clorindense afirmó:”El sustento de esta organización es el plan Argentina trabaja, Darío Santillan tiene un grupo cercano a las 500 personas de las cuales en su totalidad son beneficiarios de este plan”.

“El compromiso que asumí para que levanten el corte es el de recibirlos el día martes, en la municipalidad, a las 34 familias afectadas, intentaremos brindarles todos nuestros recursos para que puedan sobrellevar este difícil momento, lastimosamente esto sucede a raíz de la caída de la actividad comercial en Clorinda, lamentablemente la gente compra del país vecino y esto acentúa la falta de trabajo  en la ciudad y permite que estos movimiento afloren” precisó.

Crecida del río

Con respecto a las condiciones climáticas actuales y a la gran cantidad de precipitaciones que se avecinan, Celauro manifestó su preocupación: “Esta ultima crecida del rió volvió a inundar una zona en donde debíamos colocar una cañería para realizar la toma de agua de Puerto Pilcomayo, la gente está trabajando, lastimosamente las inclemencias climáticas demoran la obra pública, esa es la verdad,  a raíz de las lluvias varios planes están en retroceso” indicó.

Dijo además que “ El río Pilcomayo está muy crecido, hace 15 días que crece de manera constante, el último informe afirma que creció más de un metro en 15 días, esto es mucho y preocupante, nosotros dependemos exclusivamente de las estaciones de bombeo, hasta ahora tenemos las compuertas abiertas del desagüe natural de la ciudad y esto nos permite sobrellevar la situación”.