Compartir

“Celebramos esta nominación, se la merecen”, subrayó la subsecretaria de Derechos Humanos de Formosa, la doctora Silvina Aráuz, quien valoró el trabajo que realizan los profesionales del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

El EAAF fue postulado al Premio Nobel de la Paz 2020. El fundamento de la candidatura radica en “la tarea del EAAF en el ámbito de la ciencia aplicada a conocer la verdad y colaborar con la Justicia”.

La iniciativa fue presentada por Karina Batthyány, secretaria ejecutiva del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), y Alejandro Villar, rector de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ).

“Su tarea tiene un alcance global: trabajó en más de 60 países con víctimas de desapariciones forzadas; violencia étnica, política, institucional, de género y religiosa; desapariciones actuales; narcotráfico; trata de personas, crimen organizado, procesos migratorios; guerras y conflictos armados; accidentes y catástrofes”, anunció CLACSO a través de un comunicado.

Entre otros, el EAAF participó en la identificación de los héroes de Malvinas, los restos del “Che” Guevara en Bolivia, los cuerpos del poeta Pablo Neruda y el expresidente chileno Salvador Allende.

Al respecto, la subsecretaria Aráuz destacó que “si bien el trabajo que hacen es reconocido a nivel internacional, hay que difundirlo más porque se trata de un equipo argentino, todos los profesionales son argentinos”.

“Es algo muy meritorio y ojalá que se concrete –manifestó-. Estamos hablando del Premio Nobel de la Paz y sin dudas el trabajo que ellos hacen es silencioso, contundente y sostenido en el tiempo”.

Hizo notar la funcionaria que el EAAF “colabora a que los pueblos puedan lograr esa paz dentro de su memoria y su historia, ya que trabajan no sólo en el reconocimiento de los restos de víctimas de violencia institucional, sino que estuvieron en otros lugares de América Latina, en México, África, Asia, entre otros”.

“Es importantísimo e impresionante el reconocimiento que tienen y su trabajo no solamente abarca a las dictaduras, sino también todo lo que sean cuestiones de femicidios, casos de personas que están desaparecidas, colaborando con su búsqueda, y además viendo los diferentes lugares como fosas comunes que hay en cementerios, etcétera”, recalcó.

En ese sentido, subrayó que “recientemente estuvieron trabajando en el reconocimiento de los soldados caídos de Malvinas en el cementerio de Darwin, ya que estaban enterrados como NN”.

“El trabajo que realizan es impresionante y a Formosa han venido muchas veces”, enfatizó la subsecretaria Aráuz, mencionando que intervinieron en el año 2014 con la identificación de los restos del “Bocha” Pereyra. “La primera vez que estuvieron aquí fue en 2007, vinieron al excementerio Virgen de Itatí, oportunidad donde tomaron muestras de ADN de los familiares de desaparecidos”, indicó.

Por último, resaltó que los profesionales del EAAF “tienen esa generosidad de replicar todos sus saberes y experiencias, cómo fueron aprendiendo y capacitándose, con lo cual esto es muy valuable para todos los que intervenimos en esta temática. Tienen unos códigos de trabajo de mucha calidad y calidez humana”.