Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia: “El objetivo es garantizar el acceso equitativo a tratamientos de calidad”

Compartir

El centro médico se encuentra incluido en el Plan Nacional de Medicina Nuclear. Se especializará en el tratamiento de enfermedades oncológicas a través de las técnicas más avanzadas de radioterapia y radiocirugía.

El Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia “Dr Néstor Kirchner” de avanzada cuenta con equipamiento de primer nivel que permitirá encarar el diagnóstico en áreas de cardiología, neurología y oncología, así como el tratamiento integral de diversas patologías.

Está dividido en dos: por un lado el área de Medicina Nuclear, destinada a la producción de radiofármacos y determinación por medios de estudios PET (Tomografía por Emisión de Positrones). Por otra parte, se encuentra el sector de Radioterapia con equipamientos ya instalados y esperando validaciones,  “próximo a inaugurarse”. 

El objetivo de este centro es garantizar el acceso equitativo a tratamientos de calidad y diagnósticos tempranos a toda la población a través de esta política de salud pública, y se pondrán a disposición todos los recursos y maximizar los esfuerzos para lograrlo, expresó el gerente del Centro de Medicina Nuclear, Martín Mutuberria.

Señaló que será estratégico para toda la región y pacientes que se trasladen hacia Formosa, buscando asegurar la equidad y accesibilidad de toda la población.

En lo correspondiente al servicio de Radioterapia, los aceleradores lineales tienen una capacidad operativa diaria máxima de hasta 70 pacientes cada uno, mientras que el equipo de braquiterapia de Alta tasa de dosis cuenta con 100.000 ciclos en cinco años (que es el ciclo de vida de la fuente de cobalto-60) por lo que teóricamente se podría tener hasta siete pacientes al día recibiendo tratamiento intersticial de 10 canales o 24 pacientes por día para el tratamiento con un aplicador de tres canales.

Igualmente es la capacidad máxima de los equipos, la cantidad de pacientes que se van a tratar diariamente dependen en un primer lugar del tipo de tratamiento y las técnicas que se vayan incorporando.

Asimismo, el Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia dispone de una infraestructura y un equipamiento con tecnología de alta calidad, únicos a nivel mundial, destacó Mutuberria.

Equipamiento

Actualmente cuenta con equipos instalados como ser el acelerador lineal de alta energía marca Versa HD con una potencia de 15mv, el acelerador lineal de alta energía Elekta Synergy con una potencia de 6mv, un tomógrafo simulador General Electric, un equipo de Braquiterapia de Alta Tasa de Dosis (Bebig HDR), un equipo de arco en C Pimax, entre otros.

Hay dos tipos principales de Radioterapia, de haz externo (Teleterapia) y radioterapia interna o de cerca (Braquiterapia).

La radioterapia de haz externo procede de los aceleradores lineales y es un tratamiento local, lo que significa que los rayos de alta energía se dirigen al tumor desde fuera del cuerpo. Mientras que la radioterapia interna requiere la colocación precisa de la fuente de radiación dentro o cerca del tumor en el cuerpo.

En una primera etapa, todo este equipamiento permitirá iniciar el servicio de Radioterapia, realizando distintos tratamientos en teleterapia y braquiterapia con diversas técnicas, pudiendo principalmente tratar enfermedades oncológicas como ginecológicas (cáncer de cuello de útero), rectales (cáncer de colon), de próstata, de mama, esófago, pulmón, piel y otras partes del cuerpo.

Además, se podrán realizar diversas técnicas de radioterapia externa, como ser la radioterapia conformada en 3D, la radioterapia guiada por imágenes, la radioterapia de intensidad modulada (IMRT), la radioterapia corporal estereostática (SBRT), radiocirugía entre otras.

En una segunda y tercera etapa, se pondrá en funcionamiento el servicio de Medicina Nuclear, el cual actualmente se encuentra con un 80% de avance. El mismo dispondrá de un Tomógrafo por Emisión de Positrones General Electric (PET) que es un equipo de técnica diagnóstica que permite tomar imágenes del organismo del paciente que muestran la actividad y el metabolismo de los órganos del cuerpo.

Aquí cobra relevancia el Ciclotrón, aparato que genera radiofármacos, formando radioisótopos, los cuales se unen a moléculas como la glucosa, que buscan sitios de metabolismo aumentado, por ejemplo, los tumores.

Gildo Insfrán y Daniel Filmus, en su reciente visita al Centro. Explicación a cargo del dr Trachta

El médico especialista en radioterapia Fernando Trachta explicó a Agenfor que “Radioterapia está ciento por ciento terminada, a la espera de validación, lo otro está en 80% la parte edilicia, falta la instalación de los equipos. Se instalará primero el Tómografo por Emisión de Positrones General Electric (PET) y el Ciclotrón un poquito después”.

En esto contexto recordó que “esta semana recibimos la fuente de braquiterapia, que ya fue trasvasada al equipo, se hicieron las mediciones correspondientes, se envían a la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN, para las validaciones”.

“Se trata de la parte de braquiterapia, un tipo de tratamiento radiante que se hace con la fuente en contacto con la enfermedad. En este caso es un equipo de última generación, braquiterapia de alta tasa de dosis, con Cobalto 60, que es una fuente miniaturizada que nos permite llegar a nosotros a lugares que antes con la fuente más grande, no se podía llegar” detalló.

Se refiere a  la fuente de Cobalto-60 (Co-60) para el equipo de braquiterapia de alta tasa perteneciente al Centro, de origen alemán y diseño moderno para los estándares actuales que permitirá el tratamiento ginecológico, rectal, de próstata, mama, esófago, piel y otras partes del cuerpo.

Valoró el médico que “ahora tenemos la posibilidad de hacer el tratamiento en minutos, lo que antes llevaba días, la paciente ingresaba se le hacía el procedimiento y quedaba internada de dos a cinco días de acuerdo a la dosis que uno quería llegar, de acuerdo a la patología que tenía”.

Consideró que se trata de “un cambio en el paradigma del tratamiento de la oncología en Formosa, porque dejar a las personas en su hogar para un tratamiento como este tipo es muy importante” y explicó que hay una gran diferencia entre tener a un familiar con tratamiento oncológico a kilómetros de distancia, que cerca de su casa, donde puede recibir la contención familiar.