Centro de salud “Luis María Codda” intensifica la detección temprana de pacientes con factores de riesgo

Compartir

A fin de prevenir eventos cardiovasculares y complicaciones a la salud.

Con el objetivo de acentuar el abordaje que se brinda a los pacientes que presentan factores de riesgo, asociados a las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), los equipos de los centros de salud y hospitales de la provincia, implementan múltiples estrategias que apuntan a acentuar la captación temprana de estas personas.

En este marco, el centro de salud “Luis María Codda” del barrio Liborsi, lleva adelante la captación de pacientes con factores de riesgo, mediante la charla y una entrevista especialmente diagramada que hacen a los vecinos que se acercan al lugar por distintos motivos.

“Todos los días de la semana, el equipo de salud está abocado a la detección y empadronamiento de los pacientes con factores de riesgo. Toda persona que se acerca a nuestro centro de salud, ya sea para atención, para averiguar algo, porque viene a retirar un medicamento o trae un niño a vacunarse u otro motivo, es entrevistado mediante un cuestionario que está hecho especialmente para que, en base a criterios bien definidos, podamos determinar si esa persona es o no de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas como, por ejemplo, diabetes o hipertensión”, comentaron desde la dirección del efector sanitario.

Describieron, que la entrevista se realiza por medio de una ficha que tiene preguntas muy simples y una serie de puntos a considerar, como por ejemplo “la edad, el valor de la tensión arterial, si la persona es o no fumadora, antecedente de glucemia y otros antecedentes vinculados”.

Sobre lo anterior, precisaron que ese conjunto de datos “nos proporciona el riesgo cardiovascular que presenta la persona”, y aclararon que ese riesgo permite “estimar que pueda ocurrir un evento cardiovascular desde la fecha de detección hacia unos 10 años próximos”.

“A partir del riesgo, se hace el empadronamiento y la clasificación que se divide en: leve, moderado, alto o muy alto. Si los parámetros están muy alterados el riesgo suele ser de moderado a muy alto y a ese paciente, automáticamente, se le programa una turno con el médico para hacer el seguimiento, que implica interconsultas con especialistas, estudios, medicamento y todo lo necesario para su tratamiento integral”, añadieron.

Y aclararon, que en caso de que la persona presente riesgo leve, igualmente se le programa el turno para la atención con el médico clínico “pero que,  generalmente, andan muy bien desde que inician el tratamiento con la medicación indicada”.

Finalmente, pusieron de relieve que la finalidad de la detección temprana en estos pacientes es “evitar o retrasar lo máximo posible la aparición de un evento cardiovascular, como lo es por ejemplo, un Accidente Cerebrovascular –ACV- que sería una complicación para la salud y que en ciertos casos puede ser grave”,