Compartir

PANDEMIA

Desde la Confederación General del Trabajo de la República Argentina, Delegación Regional Formosa, expresaron su firme apoyo a las políticas sanitarias implementadas por el Gobierno de Formosa en la lucha contra la pandemia de COVID-19, en las que el único interés es cuidar la vida y la salud de todos los formoseños y formoseñas

A través de un comunicado de prensa, advirtieron desde la CGT Delegación Formosa  “a todos los formoseños, que en este momento de pandemia mundial por el COVID-19 la Provincia y sus políticas sanitarias de defensa de la vida están siendo atacadas mediática y judicialmente por aquellos que quieren los contagios masivos y muertes en las familias formoseñas”.

Ante esto, “la única verdad es la realidad”, y esa realidad “hoy muestra que la provincia de Salta tiene 629 muertos; el Chaco 377 muertos y la República del Paraguay 1231 muertos. En cambio, en Formosa no tenemos muertos por COVID-19”, resaltando que esto es gracias al control sanitario, responsable y real del Estado provincial.

Por ello, “a todos esos irresponsables que solo saben hablar por la televisión repitiendo falacias les decimos que sean ellos los que elijan en sus propias familias quienes quieren morir, si el virus circula en forma masiva en la población y sean ellos los que miren a la cara de los que estarán conectados a un respirador, tratando de salvar su vida y les expliquen la importancia de la libre circulación como derecho constitucional fundamental”, repudiando estas acciones de desinformación y ataque por parte de los medios concentrados porteños y sectores de la oposición.

Asimismo, recordaron que “son los mismos que ayer gritaban “Viva el cáncer”, y que hoy gritan “Viva el COVID” que se enfermen los que tengan que enfermarse”.

Por lo expuesto, de manera enfática, exhortaron: “Formoseños, no permitamos esto, defendamos la vida y la salud de nuestras familias que es el bien más preciado que tenemos”, así cierra el comunicado de la CGT Delegación Formosa firmado por su titular Hilario Martínez.