Científico formoseño afirmó que la ANMAT deberá avalar las vacunas contra el COVID

Compartir

Puso de resalto el rol fundamental del organismo nacional, que será el encargado de certificar y autorizar las dosis que lleguen al país, para posteriormente iniciar la campaña de vacunación.

El doctor José Rolando Granada, prestigioso científico físico formoseño que se desempeña como docente titular del Instituto Balseiro con sede en Bariloche, se refirió a la evolución de las vacunas contra el COVID-19, en la que varios países del mundo se encuentran trabajando. En ese sentido, marcó que en Argentina será clave el rol de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), organismo del Estado Nacional que trabaja de manera independiente y es la responsable de otorgar las licencias y autorizaciones tanto de los medicamentos como equipamientos para que puedan ser distribuidos y comercializados en el país.

En declaraciones exclusivas a AGENFOR, el científico opinó que “ante la premura que existe por tener disponible la o las vacunas contra el COVID-19, por parte de los distintos laboratorios del mundo que aguardan las autorizaciones para comenzar con la aplicación de las dosis en las poblaciones. El punto inicial en el país será el rol muy importante que tendrá la ANMAT”.

Esta institución “es la responsable de garantizar que las vacunas sean eficaces, seguros y de calidad para la salud, para de esa forma dar tranquilidad y seguridad a las personas que reciban las dosis”, enfatizó.  

En tanto, hizo notar que desde el punto de vista de la salud pública: “La aparición de la vacuna realmente es algo muy esperado”, que una vez disponible, resaltó: “Todos debiéramos buscar aplicarnos de acuerdo a las prioridades que se establecieron”, que será por etapas, según el diseño de la campaña de vacunación dado a conocer por el Gobierno nacional conjuntamente con todas las provincias.  

A su vez, observó que cuando ocurren este tipo de eventos como lo es una pandemia,  “es cuando aparece la ciencia como un factor importante y de allí la importancia de la actividad científica”, pero clarificando al mismo tiempo que “la ciencia no trabaja por cursos, sino que avanza en un proceso en el que se preparan a los grupos, se los forma y es lo que ocurre en la Argentina”.

Aquí, puso en valor que “contamos con muy buen recurso humano”, aunque aclaró el científico formoseño, con una experiencia en el campo de cerca de 50 años que “todavía estamos muy lejos de invertir en ciencia y tecnología como lo hacen otros países avanzados”, y que esto se debe a que “estos países que hoy desarrollan las vacunas son porque tienen grupos muy potentes que vienen trabajando de manera sistemática en el descubrimiento de la misma”.

Pero, sin embargo no dejó de subrayar que “en Argentina hay científicos preparados”, y que la ciencia como actividad “necesita que la sociedad en última instancia le dé el valor que corresponde”.