Cinco años de trabajo de investigación junto a Japón

Compartir

Este miércoles representantes del la JICA (Agencia de Cooperación Internacional de Japón), autores del proyecto “La Estrella” el cual se propone como objetivo el uso sustentable de los recursos biológicos de la provincia, hicieron entrega del documento final de lo investigado en cinco años.

Los resultados fueron cedidos al Jefe de Gabinete del Poder Ejecutivo, Antonio Ferreira, ante quien oficializaron la entrega del documento final. Fue en la sala de reuniones de esa cartera y donde además estuvieron los ministros de Economía, Jorge Ibáñez y de Turismo, Ramiro Fernández Patri. Por el país asiático asistieron en representación  de la JICA el ingeniero Daigo Fujisono y la licenciada Eri Hiroko;  el doctor Kazujhiro Yamese, presidente de la Fundación JWRC (Japon Wild Research Center).

También y dado que estuvieron involucrados en todo este ambicioso proyecto, asistieron el doctor Gustavo Silguero en carácter de asesor de la cartera de Turismo local y el vicerrector de la Universidad Nacional de Formosa, Roque Silguero.

En ese marco, los colaboradores japoneses manifestaron su agradecimiento sincero al gobierno provincial por el apoyo permanente que recibieron a lo largo de los cinco años que duró el trabajo y destacaron la hospitalidad y amabilidad de todos los formoseños con los que han tenido contacto.

Asimismo, ambas partes reafirmaron cara a cara el deseo firme de seguir explorando y evaluando la posibilidad de nuevos proyectos de cooperación mutua entre ambas comunidades. En esa línea, las autoridades provinciales instaron a los técnicos y miembros de la JICA a seguir investigando sobre otras temáticas o rubros que puedan contribuir con la diversificación de la matriz productiva del modelo formoseño llevado adelante por el gobernador, Gildo Insfrán.

Por su parte, Fernández Patri, resaltó la importancia del proyecto para la conservación del ecosistema del Bañado La Estrella garantizando que los beneficios queden en las comunidades locales; además de subrayar la posibilidad de que a partir de ahora estos japoneses puedan difundir en sus respectivos lugares de origen la riqueza inigualable del paisaje y de la cultura formoseña.

Proyecto “La Estrella”

Su principal objetivo es la conservación del ecosistema del bañado La Estrella, incluyendo al hombre como habitante, promoviendo el uso responsable de los recursos para no agotarlos, y garantizando que los beneficios queden en las comunidades locales.

Para ello han focalizado sus investigaciones técnicas en torno a dos especies vulnerables y valiosas, como son la boa curiyú y el palo santo, así como la promoción del ecoturismo.

Parte del proyecto “La Estrella” ha sido generar intercambios con estudiantes japoneses vinculados a las ciencias ambientales. Desde el 2013 han visitado el bañado La Estrella cuatro grupos de turistas jóvenes, un contingente por año; de esos grupos, algunos han decidido volver a Las Lomitas, donde tiene sede el Proyecto, para realizar un voluntariado de un año y medio.

Las encuestas que se les realizó a los japoneses que vinieron a Formosa arrojan resultados interesantes: lo que más valoraron del viaje ha sido poder compartir con personas locales un chivito asado escuchando chacareras, a pesar de la distancia lingüística. “El formoseño es genuino”, destacó el Fujisono (JICA) en relación a la promoción del ecoturismo, “y eso es lo que a los japoneses nos gusta y no queremos que cambie”.

Por otra parte, los técnicos del proyecto remarcaron que gracias a este trabajo hoy el bañado La Estrella cuenta con pobladores locales considerados “parabiólogos”, puesto que han sido capacitados en el uso de aparatos específicos, como la telemetría. Esto le da un valor agregado a los locales, ya que podrán acompañar a otros investigadores en sus tareas.

Los organismo japoneses dan por concluida esta etapa, entregando los resultados del proyecto al Gobierno de la Provincia, al que deja una serie de sugerencias técnicas para su continuación, así como la donación de algunos instrumentos, como es el caso de un destilador para extraer aceite de los restos de palo santo que usualmente se queman, y que tienen un gran valor. También dejan al Museo de Villa Escolar una colección de insectos formoseños realizada por una voluntaria japonesa.

Profundizar

“Hablamos de la posibilidad de continuar y por supuesto profundizar las relaciones entre Formosa y el gobierno japonés. Ambas partes estamos con las mismas expectativas de darle prolongación al trabajo ejecutado, entendiendo que se llegara a buen puerto en ese sentido”, expuso optimista Fujisono.

Dijo que está muy gratificado no solo por los resultados del proyecto en todo este tiempo, sino por “todas las relaciones personales que uno fue tejiendo, y sintiéndose tan bien por la hospitalidad, el respeto y el profundo amor que tienen los formoseños. Y esto es algo que yo siento muy profundamente, es algo que me trasmitió el formoseño”.