Compartir

Las familias clorindenses afectadas por la crecida de las aguas renuevan constantemente atenciones y otras prestaciones de salud llevadas adelante por un equipo del hospital distrital “Cruz Felipe Arnedo”.

En este caso, se desplegó un nuevo operativo sanitario en beneficio de los vecinos que se encuentran reubicados en los kilómetros, camino hacia Puerto Pilcomayo y en el Playón Maradona. Hasta allí llegaron profesionales, agentes de salud para asistir a las familias de manera integral, evaluando su estado de salud y concretando consultas en todas las edades.

Además se contó el trabajo intensivo de las brigadas sanitarias que acentúan las medidas preventivas de la campaña contra el dengue, frente al contexto de emergencia hídrica que reúne las condiciones propicias para la proliferación de mosquitos.

De este modo, médicos clínicos, pediatras, enfermeros, vacunadores, nutricionistas y otros profesionales sanitarios renovaron una vez más múltiples atenciones a niños y adultos. Las consultas incluyeron: control antropométrico (peso, estatura y talla) y de signos vitales; medición de presión arterial, glucemia y temperatura.

Asimismo se llevó adelante la evaluación completa del estado nutricional, seguimiento de los pacientes con patologías crónicas, chequeos prenatales para embarazadas, curaciones, control de los carnets de vacunación con la respectiva aplicación de las dosis de vacunas faltantes según la edad y condiciones de salud de cada paciente. 

Los vacunadores hicieron hincapié en la aplicación de las tres vacunas correspondientes a la campaña de Invierno 2019: antigripal, triple bacteriana acelular y antineumocócica, destinada a prevenir en los grupos de riesgo determinados para cada una, las enfermedades respiratorias de aparición frecuente durante el invierno y el otoño.