Clorinda: emotivo homenaje a dos médicos fallecidos por COVID-19

Familia Servián
Compartir

Se trata de Enrique Servián y Horacio Aranda, cardiólogo.

En el marco del Día del Médico, se realizó un emotivo homenaje en Clorinda a dos médicos que fallecieron por COVID-19, Enrique Servián y Horacio Aranda, reconocidos profesionales por la comunidad.

Asistieron a la ceremonia en el Hospital Cruz Felipe Arnedo, el personal de salud del nosocomio y familiares de ambas personas.

El doctor Enrique Servián cumplía servicios como director en el Centro de Salud del barrio Toba, y se constituyó en el primer médico de la provincia en fallecer a causa de este virus. Luego de su fallecimiento, el gobernador Gildo Insfrán impuso su nombre al Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, en su honor.

En tanto el doctor Horacio Aranda era un destacado médico cardiólogo había dedicado 30 años de su vida a la salud pública provincial, al momento de fallecer, se encontraba jubilado.

Durante el homenaje se descubrieron fotografías de Servián y Aranda, que permanecerán en el hall principal del hospital, como recordatorio de quienes fallecieron en servicio a la comunidad en medio de la pandemia por Coronavirus.

Cecilia una de las hijas del doctor Horacio Aranda lo recordó como un profesional dedicado y que amaba su profesión, de carácter sencillo y humilde, agradeció el recordatorio efectuado en el hospital.

Familia Aranda

Perla Servían, hermana del doctor, expresó a Agenfor que “es un justo homenaje, y muchos médicos y enfermeros se lo merecen, por todo lo que están luchando contra la pandemia”. Asimismo, indicó que “él representa a todos, por ser el primer médico que murió combatiendo”.

“Trató de dar un alivio a la gente y lamentablemente le tocó partir”, sostuvo muy emocionada, afirmando que “siempre quiso estar en la primera línea de combate para seguir salvando vidas”.

En ese sentido, sostuvo que “es un dolor y un orgullo, porque ante la comunidad se arremangó la camisa y salió a buscar a la gente para que el virus no siguiera perjudicando a las familias del barrio Toba”.

 “Fue casa por casa en la búsqueda activa de casos y gracias a eso pudo salvar a muchas familias, lamentablemente la suya no pudo”, dijo entre lágrimas.

Recordó que el doctor asumió como director del Centro de Salud de tal barrio, en el año 2008, destacando que “la gente del lugar le llegó al corazón y el visitaba cada hogar cuando el paciente no quería salir de ahí, hasta allí llegaba su medicina”. En ese orden, mencionó que “desde que falleció he recibido muestras de cariños por parte de sus pacientes”.

Por otra parte, apuntó contra el sector político que generó una serie de manifestaciones en la segunda ciudad, provocando así el contagio masivo. “No les interesa el pueblo, lo único que querían hacer es su política, por eso hicieron reuniones gigantescas, abrazándose y dejando todo el virus en Clorinda, y en menos de 15 días explotó todo”, aseveró Servían. Afirmando que “ahí fue cuando mi hermano se contagió”.

En ese orden, reclamó que “quiero saber si estas personas alguna vez van a venir a remediar todo lo malo y triste que dejaron acá, yo pienso que ellos son los responsables directos de haber venido a esparcir el virus”.

“Esa gente que gritó libertad y los que apoyaron las marchas, no propusieron políticas de salud, solo vinieron a criticar, sabemos que las críticas no salvan vidas y hasta el día de hoy estamos llorando a los familiares perdidos”, concluyó.