Compartir

Debido a los días lluviosos, cálidos y de alta humedad se refuerzan actividades en galpones, gomerías y otros espacios para evitar la reproducción del insecto vector, el mosquito Aedes aegypti

Desde la cartera Sanitaria provincial, se informó que en esta semana continúan sin pausa en la localidad de Clorinda los trabajos que profundizan las medidas de prevención, en el marco de la campaña contra el vector del dengue que tiene lugar en todo el territorio de la provincia de Formosa.

“Además de las recorridas domiciliarias con fumigaciones, entrega de material gráfico y descacharrizados en patios y alrededores, los brigadistas sanitarios efectuaron esta semana intensas labores en gomerías distribuidas en la ciudad y en los galpones de la AFIP emplazados en esta localidad” comentaron los responsables a cargo de los operativos desplegados.

Al mismo tiempo agregaron que “de manera continua y sin interrupciones” las acciones preventivas se realizan también en lugares públicos como: plazas, parques, clubes, calles, pasajes y otros donde se procede a los rociados para la eliminación de los mosquitos en estado adulto y al descacharrizado para evitar los criaderos de mosquitos.

Paralelamente a las múltiples acciones, los brigadistas y agentes dialogan con la comunidad con el fin de promover hábitos saludables y las medidas de prevención que deben cumplirse, y sobre la importancia que tienen dichos cuidados para evitar el dengue.

Compromiso con la prevención

Desde el área de salud pública, se recomienda una vez más a los vecinos clorindenses a extremar las medidas de prevención en los hogares y otros lugares habitados por las personas. Asimismo se recuerda puntualizar en el cuidado personal a través del uso de repelentes y ropas largas que cubran la mayor parte del cuerpo de las picaduras de los mosquitos.

Se reitera que para evitar la formación de criaderos de este insecto es necesario desechar todos los recipientes que no son de utilidad, como: latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados, partes de juguetes, entre otros.

Al mismo tiempo, debe evitarse la acumulación de agua (especialmente durante los días de lluvia y los posteriores) en aquellos objetos que se utilizan diariamente, los cuales deben ser tapados herméticamente y colocados boca abajo o bajo techo en el caso de baldes, palanganas, cisternas, depósitos de agua, aljibes, entre otros.

Los patios, jardines y terrenos baldíos deben mantenerse desmalezados y limpios. Por otra parte, diariamente deben limpiarse, cepillar las paredes y cambiarse el agua de los floreros, portamacetas y bebederos de animales domésticos y mascotas. También es necesario limpiar con agua caliente las canaletas, rejillas y sumideros, y clorar o mantener vacías las piletas de natación.

Los repelentes para proteger el cuerpo de la picadura de mosquitos deben renovarse cada tres horas. Asimismo, se deben colocar telas mosqueras en las puertas y ventanas para evitar el ingreso de insectos, y aplicar en los ambientes insecticidas en spray, aerosol, espirales o tabletas matamosquitos.