Compartir

Santiago Cañete, encargado de la oficina técnica de la obra, y el ingeniero Julio César Puyó, se refirieron a la nueva planta potabilizadora de agua de Clorinda, ubicada en la entrada de la ciudad.

Por su parte, Cañete inició contando a AGENFOR que “el porcentaje de avance de la obra es de un 90%”, indicando que en este momento se llevan adelante “reajustes de lo que sería el módulo de proceso”, de manera que “muy contentos porque estamos en la última parte”.

Asimismo, informó que “la distribución de agua será de 32 mil metros cúbicos diarios”, remarcando que “es una gran diferencia a comparación con la cantidad que contamos actualmente, que consta de una cisterna de tres mil metros cúbicos”.

Además, explicó que “la toma de agua se encuentra a orillas del río Paraguay y se conecta mediante una cañería de PEAD de 900 milímetros al pozo de bombeo de agua cruda”.

Por otra parte, el ingeniero Puyó expuso a esta Agencia que “el sistema completo de la obra se puso en funcionamiento hace cinco días y se están haciendo las pruebas hidráulicas y dinámicas de todas las unidades que van a pasar a ser el proceso de potabilización”.

Según consignó, “el objetivo es comenzar a potabilizar el agua para almacenar, dentro del mes de diciembre”.

“Es una planta completa, desde el punto de vista de un sistema de tratamiento -subrayó-. Compacta, de alta velocidad, puede producir una muy buena calidad de agua y va a aportar a un sistema que corresponde a la obra de un centro de distribución, que desde donde se va a alimentar la planta”.

Por último, señaló que “el predio total cuenta con 10 hectáreas, lo que nos da la posibilidad de que, a futuro, si es necesario, duplicar la planta”.