Compartir

El equipo de salud del hospital distrital “Cruz Felipe Arnedo” realiza sin pausa la asistencia sanitaria y brinda efectivas respuestas a las demandas de los vecinos que actualmente sufren las consecuencias de la crecida de ríos y riachos.

Días atrás tuvo lugar un nuevo operativo en el playón Maradona, lugar en el que se encuentran transitoriamente reubicadas un grupo de familias que por la crecida de las aguas se encuentran con sus viviendas anegadas.

En el lugar, a cargo de pediatras, clínicos, enfermeros, vacunadores y agentes sanitarios, fueron ofrecidas completas atenciones médicas, controles de enfermería, entrega de leche, medicamentos y repelentes, vacunación, programación de turnos para atenciones más complejas.

“Seguimos recorriendo diariamente los albergues donde se alojan las familias inundadas para atender tanto a niños como en adultos, teniendo en cuenta que frente a esta situación hídrica adversa es importante acentuar las atenciones para resguardar la salud de cada uno; y a la vez para que sepan que están acompañados en este momento difícil”, indicaron los referentes del equipo de salud que trabajó en el lugar.

Campaña de Invierno 2019

En la ocasión, los vacunadores recomendaron a los vecinos tener al día el carnet de vacunas “con todas las dosis y los esquemas completos” de las distintas vacunas que están incluidas en el calendario, según las edades y condiciones de salud.

Insistieron en las vacunas que componen la campaña de Invierno de este año: antigripal, triple bacteriana acelular y antinuemocócica, las cuales están destinadas “a prevenir en los grupos de riesgo las enfermedades respiratorias que se presentan más frecuentemente en los días frescos y fríos” como por ejemplo la gripe, la neumonía, tos convulsa, coqueluche y otras.

Recordaron que en el contexto de inundaciones, las enfermedades más comunes que se presentan son “precisamente las diarreas y los cuadros respiratorios. En este momento no tenemos complicaciones ni estados de gravedad, pero es fundamental prevenir aprovechado las vacunas que están a nuestro alcance y también poniendo en práctica medidas de higiene como el lavado de manos y la limpieza del lugar en el que estamos”.