Compartir

Equipos sanitarios dependientes de la cartera de Salud provincial continúan velando y cuidando la salud de todas las familias evacuadas que transitoriamente están reubicadas en los centros de evacuados de la ciudad capital y de las localidades del interior provincial que también se encuentran afectadas por las inundaciones.

En tal sentido, los equipos del centro de salud San Antonio y del hospital día 2 de Abril, ofrecieron una nueva jornada de asistencia integral asistencia a las familias evacuadas que se ubican en el predio del Polideportivo de la policía de la provincia de Formosa.

El accionar se llevó adelante bajo un cronograma de tareas y abarcó el trabajo simultáneo de las áreas de clínica médica, pediatría, obstetricia, enfermería, vacunación y odontología, desde las cuales se renovaron múltiples atenciones, controles y el minucioso seguimiento del estado de salud general de niños y adultos.

Referentes de ambos equipos de salud que se encuentran coordinando las tareas indicaron que “estamos trabajando desde que comenzaron a llegar las primeras familias, poniéndonos a su disposición y gracias a la colaboración y las tareas conjuntas de todos los equipos que participamos para contener, asistir y acompañar, todas las personas que están viviendo aquí se encuentran atendidas, no hay ningún caso de gravedad y la situación sanitaria está controlada”.

“Si bien la familia completa recibe las atenciones adecuadas y necesarias, y tenemos por objetivo cuidar de la salud de cada uno de ellos,  el mayor hincapié lo ponemos en los niños, las embarazadas, los adultos mayores y los pacientes con patologías crónicas que son los más vulnerables frente a las enfermedades asociadas a este contexto. Y lo fundamental es que puedan mantenerse con buena salud”, insistieron.