Compartir

Las abundantes lluvias que estuvieron acompañadas de fuertes ráfagas de viento anegaron viviendas y sus moradores tuvieron que auto evacuarse, además produjeron caídas de árboles y columnas del alumbrado público. Este complejo escenario afecto a varias localidades del sur y del centro-oeste provincial en las últimas horas. Ante este escenario, el Comando de Emergencia Provincial,  que preside el ministro de Gobierno, Jorge Abel González, se constituyo en algunas zonas del interior como en Pirane y en otros casos coordino con autoridades locales la ayuda necesaria.

En Pirane, el ministro de la Comunidad, Aníbal Gómez estuvo junto a colaboradores de diferentes áreas sistematizando la ayuda a los vecinos y trabajando para mitigar de manera integral el impacto del “diluvio” que se abatió en esa población.

Indico que realizaron una recorrida por los sectores más afectados, donde se dieron negamientos en diferentes barrios (San Juan y Lagunita), voladuras de techos e interrupción del servicio de energía eléctrica.

Dijo que tras la reunión en el hospital piranense donde se conformo un comité de emergencia local integrado por diferentes actores, de “inmediato estuvimos en terreno dialogando con la gente, ya que las precisas directivas del gobernador (Gildo) Insfran fue acudir y tender una mano solidaria en todo lo necesario a cada familia que lo necesite a partir de esta severa tormenta”.

Se concurrió inicialmente con la asistencia de cinco toneladas de alimento a los pobladores piranenses, y de acuerdo a las demandas se ampliara la ayuda, incluso en trabajos de ensanchamiento de canales de drenajes con maquinaria vial.

El envió de víveres, chapas, colchones, cobertores plásticos y refuerzo en la atención médica y social integral, sobre todo poniendo el acento en niños y adultos mayores, fue una de las facetas de la tarea de asistencia. Asimismo se dispuso el despliegue de recursos humanos, logísticos y de maquinaria vial en varios puntos de la provincia afectados por los temporales que de manera casi simultánea se dieron entre la tardecita-noche  del jueves y la madrugada del viernes.

Expuso el escenario generado por ejemplo en el sur provincial, con lluvias extraordinarias, como los 195 milímetros en Villa Escolar, 160 en Villafañe, en Pirane 125, Mansilla 110, Gran Guardia 110, Bañaderos 100 milímetros.

“Llovió muchísimo en corto tiempo, produciendo una suerte de estrangulamiento en los sistemas de desagües, de todos modos el agua fue escurriendo y los anegamientos temporales superando, con lo cual algunas familias auto evacuadas iban retornando a sus casas”, dijo el ministro González.

Puso de relieve que “lo fundamental es que no debimos lamentar víctimas de gravedad, salvo una persona que tuvo un corte. Todo lo material es reparable y estamos disponiendo la asistencia necesaria a partir de las demandas que surjan de los relevamientos, ya que el gobernador brindo precisas instrucciones en ese sentido”.