Compartir

“El Gobierno Nacional de Cambiemos quiere presentar este acuerdo Mercosur-Unión Europea como un gran logro, pero en definitiva es un retroceso más para las industrias argentinas”, advirtió el parlamentario del Parlasur, Ricardo Oviedo.

Consultado sobre el convenio entre los bloques regionales que se selló el pasado viernes, el parlasuriano formoseño fue categórico: “Los que defienden este acuerdo son los únicos que van a ser beneficiados, que es un grupo minúsculo que puede llegar a hacer grandes negocios con Europa, lo cual va a ir en contra de las pequeñas y medianas empresas e industrias del país”.

“Desde el Partido Justicialista (PJ) nosotros entendemos e inclusive así lo manifestado en un comunicado que este acuerdo es el certificado de defunción para las industrias del país, ya que es evidente que no estamos en condiciones de competir de igual a igual con Europa”, reprochó.

Subrayó que “nadie está en contra de firmar un acuerdo, pero el mismo se tiene que hacer protegiendo los intereses de los argentinos y las economías regionales, las que van a ser las más afectadas”.

Ejemplificó lo expuesto diciendo que “se habla de levantamiento arancelario para la entrada de los productos europeos manufacturados o industrializados y eso va a decretar la defunción tanto en el sector automotriz como en el vitivinícola, la producción de olivos, manzanas y otros rubros como el textil”.

“Lo único que se pretende es tratar de vender la idea de que la Argentina está abierta al mundo y que éste es un Gobierno Nacional diferente que se contacta con el resto, pero lo que nadie dice es que esa relación que está desarrollando el presidente Mauricio Macri va en contra de los intereses de los argentinos”, esclareció el parlasuriano.

A su vez, reprendió que en el armado del acuerdo “no ha habido participación de ninguno de los sectores involucrados como el industrial, ni siquiera el agroexportador, que sería prácticamente el único que podría beneficiarse”.

“Tampoco ha tenido participación el Congreso de la Nación, los diputados, los senadores ni el Parlasur”, criticó Oviedo, apuntando que “en reiteradas oportunidades hemos pedido informes al Mercosur y a las autoridades nacionales para que nosotros por lo menos podamos analizar cuáles eran las pautas de lo que se pretendía firmar y nunca hemos tenido ningún tipo de respuesta”.

Finalmente, advirtió que a partir de lo firmado entre el Mercosur y la Unión Europea “se van a vender a Europa los productos primarios, es decir sin elaboración, y de Europa van a entrar todos los productos manufacturados, con lo cual ya sabemos cuáles son las consecuencias de este tipo de apertura totalmente indiscriminada”, finalizó.