Compartir

Tal como se reitera periódicamente en las distintas comunidades, parajes y localidades de la provincia, una vez más, un equipo del hospital de la localidad El Potrillo, extendió de manera planificada su cobertura para llegar casa por casa hasta las comunidades: San Andrés 1, San Andrés 2 y Las Cañitas,ubicadas a pocos kilómetros.

En las tres comunidades, se reforzaron los servicios sanitarios que diariamente reciben los vecinos por medio de las atenciones que prestan los profesionales y agentes de los puestos sanitarios locales.

El operativo estuvo destinado en esta ocasión al control de los integrantes de cada familia: niños, adultos y embarazadas, siempre haciendo hincapié “en los niños de corta edad y el seguimiento a las futuras mamás”, comentaron desde el equipo de salud que trabajó en el lugar.

“Hicimos control del niño sano, con mediciones antropométricas (peso, estatura y talla),registro de signos vitales, control de temperatura, perímetro cefálico y abdominal, más una completa evaluación nutricional”. También pudieron hacer su consulta los chicos con patologías agudas y síntomas de enfermedades estacionales como resfríos, diarreas y alergias, entre otras.

Por su parte, fueron efectuados los exámenes prenatales a las embarazadas,incluyendo “control de peso, presión arterial, nivel de glucosa en sangre,latidos fetales, frecuencia cardíaca” y otros chequeos establecidos para detectar factores de riesgo y asegurar “el buen estado de salud del bebé, la mamá y un buen desarrollo del embarazo”, agregaron.

Asimismo fueron chequeados los carnets de vacunas y aplicadas las dosis faltantes para las distintas edades, poniendo énfasis en las vacunas de los niños. Esto incluyó la dosis extra de triple viral para los que tienen entre 13 meses y 4 años, como parte de la  extensión de cobertura que efectúa la cartera de salud provincial a pesar de haber concluido la campaña de seguimiento contra el Sarampión y la Rubéola el pasado 30 de noviembre.

Al concluir con la jornada, referentes del equipo recordaron que “estos operativos son organizados de manera programada para fortalecer los servicios de salud que están localmente dispuestos para dar las mejores respuestas sanitarias a las familias de la zona. El trabajo en equipo da siempre los mejores resultados y beneficia a los vecinos”.