Comunidades rurales renuevan periódicamente sus controles de salud

Compartir

Nuevas acciones sanitarias fueron desplegadas en la comunidad Puente Lavalle, situada a pocos kilómetros de la localidad de Subteniente Perín, hacia el centro sureste de la provincia.

El operativo fue llevado a cabo por un equipo de salud del hospital de Subteniente Perín. Médicos, enfermeros, obstetras y agentes sanitarios se trasladaron hasta el lugar, en un móvil de ambulancia especialmente equipados, para brindar atenciones, controles varios, programación de turnos, entrega de medicamentos y otras prestaciones.

Niños, adultos, pacientes con diagnóstico de enfermedades crónicas y embarazadas fueron los destinatarios de los exhaustivos exámenes y atenciones, los cuales fueron planificados, a través de turnos otorgados días anteriores.

“También atendimos a demanda, es decir a medida que los vecinos se fueron acercando para hacer la consulta, pero siempre teniendo en cuenta y haciendo cumplir entre todos, el protocolo de distanciamiento social, uso del barbijo e higiene de manos, que son las medidas principales de prevención para el coronavirus”, comentaron desde la dirección del nosocomio.

De este modo, las familias renovaron controles como: mediciones de tensión arterial, temperatura, peso y evaluaciones nutricionales completas establecidas para cada grupo etario. Y recibieron todas las vacunas del calendario de acuerdo a las edades.

Al respecto se hizo hincapié en las atenciones pediátricas, mediante lo cual se fortaleció el control del niño sano, programado desde el nacimiento y que tiene por objetivo, que el equipo de salud los evalúe periódicamente,  para ver si están sanos y si están creciendo bien.

“En cada consulta, volvemos a recomendar a los padres que traigan a los niños al control aunque los vean sanos. Porque mientras están creciendo, es necesario que un profesional de salud los revise para saber cómo se está desarrollando y para que puedan preguntar todas las dudas que tengan sobre la crianza, incluyendo información sobre la alimentación, las vacunas, controles médicos y estudios”.

“Esto va ayudar al médico y a la familia, a detectar a tiempo, cualquier problemita de salud que el niño pueda presentar y no se manifieste”, recalcaron los pediatras que asistieron al lugar.

Por otra parte, fueron dispuestos los exámenes prenatales para las embarazadas “y dependiendo de cada trimestre de la gestación, programamos turnos para ecografías, análisis de laboratorio y otros estudios que deben hacerse las futuras mamás par que ella y su bebé estén controlados y en buen estado de salud”, mencionaron los obstetras a cargo.

Al concluir las atenciones, fueron entregados los medicamentos necesarios para el cumplimiento de los tratamientos, tanto para los diagnósticos de patologías estacionales, como los destinados a los pacientes crónicos. Los niños y las embarazadas recibieron cajas de leche y complejos vitamínicos indicados.