Compartir

Este sábado se concretará una jornada más de rociados, fumigaciones y descacharrizados, con máquinas fumigadoras especiales, como también amplios trabajos de promoción y concientización en domicilios particulares, en distintos puntos capitalinos para evitar la presencia y proliferación de este insecto vector del dengue, zika y chikungunya.

Dichas acciones tendrán lugar en múltiples sectores de nuestra ciudad y desde la cartera de salud se informó que entre ellos, estarán los barrios: Villa del Carmen, Carlitos Junior, Santa Isabel, Nueva Pompeya, Laura Vicuña,16 de Julio, Sagrado Corazón de María, La Nueva Formosa,12 de Octubre, Lote 111, Divino Niño, El Quebrachito, Liborsi, San Jorge, Parque Industrial, Laguna Siam, Mariano Moreno, Villa del Rosario, Incone, La Alborada, Hipólito Yrigoyen, Illia 1, IIlia 2, 17 de Octubre, Conosur, El Hornero, Covifol, Guadalupe, 7 de Noviembre, Parque Urbano I, Parque Urbano II, Zona Facultad, Libertad, Virgen Niña, Colluccio, San Isidro Labrador, Malvinas, entre otros.

Es imprescindible que aún en los días frescos los vecinos descacharricen y/o eliminen todos los recipientes y espacios que forman paredes y que puedan acumular agua limpia donde el insecto puede criarse; ya que estos son los lugares que prefiere para habitar, poner sus huevos y reproducirse.

Casas y lugares cercanos

 Para evitar la formación de nuevos criaderos, se recomienda a los vecinos eliminar todos los recipientes que puedan acumular agua. También  limpiar canaletas, tejados, sumideros, rejillas, desagües y cualquier lugar adonde pueda juntarse agua

Otras de las medidas que deben cumplirse son: desmalezar y limpiar patios, jardines y espacios verdes de los alrededores habitables; tapar herméticamente todos los objetos que se utilicen para acumular agua (tanques, cisternas, aljibes, tambores y otros tipos de depósitos); colocar boca abajo o bajo techo todos aquellos recipientes que se utilizan diariamente pero que no estén en uso (baldes, tachos, frascos, entre otros).

También se debe lavar y limpiar cada día bebederos y comederos de animales domésticos y mascotas; limpiar y cambiar diariamente el agua de floreros y portamacetas; rellenar o tapar huecos, agujeros y pozos que se encuentre en la tierra, paredes, troncos y otros objetos; hacer que sea optimo el drenaje de las macetas para que el agua no se estanque.

Las múltiples tareas preventivas deben realizarse especialmente en las viviendas, sitios de trabajo y otros espacios en los que las personas desarrollan sus actividades, teniendo presente que este insecto  posee costumbres domiciliarias y vive en los mismos espacios en los que habitan las personas.