Con charlas educativas acentúan medidas para prevenir el dengue

Compartir

Vecinos del barrio República Argentina participaron de una charla informativa sobre cómo prevenir las enfermedades del dengue, Zika y Chikungunya. Desde la misma, renovaron el aprendizaje acerca de todas las medidas necesarias que deben llevarse adelante para evitar en las casas la presencia del mosquito vector de la enfermedad, especie conocida como Aedes aegypti.

El encuentro con la comunidad tuvo lugar en el centro de salud emplazado en dicho barrio de la circunscripción cinco de la capital formoseña. Allí se dialogó con los presentes, informándolos a través de explicaciones teóricas y demostraciones prácticas cada una de las medidas necesarias “desde la eliminación de recipientes que puedan ser criaderos de mosquitos hasta el uso adecuado del repelente, entre otras tantas”, comentaron los organizadores.

Se recordó que eliminar los criaderos del mosquito Aedes aegypti, insecto vector del dengue por medio de la picadura de una persona enferma a una persona sana, es la medida fundamental, ya que la enfermedad no tiene vacunas preventivas.

“Si evitamos que el mosquito encuentre recipientes donde alojarse y reproducirse, podemos disminuir su presencia en el ambiente. Y si hay menos mosquitos también hay menor riesgo de que los virus de las mencionadas enfermedades circulen”, explicaron.

Insistieron además en que “cada vecino debe colaborar con el trabajo que realizan las brigadas sanitarias que trabajan en  la campaña”. En primer lugar “eliminando los cacharros y objetos que tienen paredes y forma ahuecada” que no se utilizan y que “comúnmente están tirados en los patios, calles, veredas, baldíos”.

También agregaron que deben tratarse correctamente todos los recipientes que se usan para almacenar agua: tanques, baldes, floreros, bebederos de mascotas, desagotes, los cuales deben “taparse, colocarse boca abajo o bajo techo; limpiándolos y cambiando el agua diariamente”.

Otro de los cuidados necesarios que debe cumplirse es proteger el cuerpo de la picadura del mosquito. Para eso es se recomienda aplicarse repelente “siempre renovando esa aplicación cada dos o tres horas, ya que el efecto protector dura ese tiempo”.

Como mensaje final, instaron a los vecinos a “aportar cada uno desde su lugar, nuestro granito de arena”; aclarando que “es mucho lo que podemos hacer  para prevenir el dengue si trabajamos entre todos. Tanto dentro de nuestras casas con los cuidados domiciliarios, como también el los lugares públicos donde igualmente debemos ser cuidadosos”. Entretanto se entregaron repelentes y materiales gráficos educativos con las medidas preventivas principales.