Con el voto del oficialismo y aliados, el Senado aprobó el proyecto que crea un fondo para cancelar la deuda con el FMI

Compartir

El Senado aprobó este jueves 12 y giró a la Cámara de Diputados el proyecto de creación del Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el Fondo Monetario Internacional. La iniciativa, impulsada por el oficialismo, apunta a rescatar recursos de bienes y capitales de argentinos no declarados en el país y localizados en el exterior.

El presidente del interbloque de senadores y senadoras del Frente de Todos, José Mayans, respaldó la propuesta y se sorprendió por las intervenciones de opositores como los radicales Luis Naidenoff y Alfredo Cornejo. “Me dio la impresión de estar escuchando a senadores de Suiza y de Alemania y que vinieran de una administración exitosa”, disparó. E ironizó: “Cómo lamento que todas esas enseñanzas no se las dieran a Macri”.

Responsabilizó, después, a la actual oposición de haber avalado “la bicicleta financiera” propiciada por la gestión anterior que derivó en la debacle económica nacional. Y reseñó que en el gobierno de Macri“desactivaron las obras públicas de las provincias”, “duplicaron el desempleo y la pobreza”.

Luego, se quejó de que desde la oposición “preguntan qué estamos haciendo con la política económica”. “Viene Macri y dice que está listo para volver y para hacer más rápido lo que hicieron en su gobierno, pobre país”, se lamentó. “Y encima está prohibido hablar del pasado. Háganse cargo de lo que hicieron”, lanzó el formoseño. Para después recordar que fue el actual presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien reconoció que la deuda la contrajo Juntos por el Cambio y que debían asumir la responsabilidad.

“¿De dónde quieren que saquemos la plata para pagar la deuda que dejaron ustedes?, ¿de las personas con discapacidad, de los jubilados?”, azuzó Mayans, al defender la iniciativa. Y apuró: “Si tienen una propuesta mejor, tráiganla que la votamos”.

A su turno, la jefa del bloque Unidad Ciudadana e integrante del interbloque FdT, Juliana Di Tullio, señaló que “la independencia económica, la independencia para que un gobierno pueda definir sus políticas, es central”, al explicar la importancia de cerrar el capítulo de la deuda para el país.

Sin embargo, apuntó que le costó “mucho entender cómo (en el gobierno macrista) volvieron a pedir un crédito al Fondo, sobre todo, cuando recibieron un país desendeudado”. Así, buscó dimensionar las consecuencias nefastas que tuvo y tendrá para la Argentina el endeudamiento, algo que la historia ya había demostrado.

Luego, aclaró: “Nadie quiere pagar la deuda que tomó Mauricio Macri”. En ese sentido, cuestionó a la oposición por su negativa a acompañar el proyecto. “Deberían estar junto con nosotros para crear una herramienta atractiva y efectiva para pagarle al Fondo Monetario Internacional”, desafió Di Tullio.

Pero, sin embargo, dijo que, desde Juntos por el Cambio, “prefieren proteger a los fugadores y que sea el pueblo argentino quien pague la deuda”.

También, explicó que con esta iniciativa “le estamos dando” al Estado “una herramienta más y creativa”, para captar recursos que se destinen al pago de la deuda con el organismo internacional.

El presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, Oscar Parrilli, reflexionó que “hay quienes no nos van a acompañar porque tienen dudas y hay otros que defienden a los evasores”. “Nuestro objetivo claro es sacarnos de encima al Fondo Monetario Internacional, como lo hizo Néstor Kirchner”, remarcó y aprovechó para sostener que “todo el bloque, desde Alberto Fernández para abajo, todo el Frente de Todos, no queremos que nos gobierne el Fondo”.

“Acá le sacamos de encima a todos los argentinos, incluso a los más ricos, a los productores de soja, el pago al fondo internacional”, apuntó, al sostener la iniciativa.

El presidente de la comisión de Legislación General, el pampeano Daniel Bensusán, indicó que el proyecto crea “un fondo nacional para cancelar la deuda que la Argentina tiene con el FMI” y afirmó que el referido fondo se conformará recursos provenientes de depósitos y bienes localizados en el exterior de “personas humanas, jurídicas y sucesiones indivisas y que no hayan sido declarados ante la Administración Federal de Ingresos Públicos”. Es decir, “los sujetos obligados a esta iniciativa son aquellos que fugaron capitales generados en nuestro país y no los declararon”, señaló el senador, quien ofició de miembro informante de la propuesta.

“Queremos evitar que los compromisos internacionales de pago generen un ajuste en las condiciones de vida de las personas trabajadoras y productoras de este país”, completó.

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, el riojano Ricardo Guerra, aclaró que “la vigencia del fondo será hasta que se haya cancelado la deuda con el organismo internacional” y que su “administración estará a cargo del ministerio de Economía”.