Con personal reducido, el ICA sólo atenderá cuestiones urgentes

Compartir

El Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA), ubicado en la Avenida Pantaleón Gómez y la calle Saavedra de la capital formoseña, informó este martes 5 que se decidió reducir la atención al público.


Con personal reducido, únicamente se podrán realizar aquellas cuestiones “urgentes” como ser salud y servicios sociales que presta el organismo, “a los fines de resguardar la salud de los empleados de la institución”.


Así lo señaló el titular del ICA, Pablo Sosa, en declaraciones a AGENFOR. Además, fundamentó que la medida fue dispuesta ante el aumento de casos positivos de coronavirus registrados en el interior provincial y para evitar de esa forma aglomeraciones.


Consultado acerca de cómo se continúa con la entrega de los módulos alimentarios para las comunidades originarias a través del Ministerio de la Comunidad, comentó que la semana pasada se distribuyó este beneficio a las familias de San Carlos.


En tanto, aún resta hacer lo propio en Bartolomé de las Casas, Ibarreta y las comunidades originarias del oeste provincial, ya que teniendo en cuenta el bloqueo que existe en el departamento Matacos “estamos a la espera la autorización de las autoridades provinciales” del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19.


Sosa además hizo notar a esta Agencia que allí “la mayoría de los habitantes comprenden la situación y las acciones adoptadas por la provincia” referidas a una intensa tarea de rastrillaje en la búsqueda activa de eventuales nuevos casos de COVID-19.


“Ellos –por los integrantes de las comunidades originarias- están atentos con los cuidados personal y denuncian a aquellos que no se cuidan con el uso del barbijo o si ven gente que no son del lugar”, sostuvo, expresando que existe una responsabilidad social ante lo que está aconteciendo.