Con talleres terapéuticos los pacientes de salud mental se preparan para celebrar las tradicionales Fiestas de Fin de Año

Compartir

El armado de los adornos, el pesebre y el árbol navideño son propicios para incentivar al desarrollo de capacidades, creatividad y autoestima

Como cada año, con motivo de la venidera celebración de las Fiestas de Fin de Año, los pacientes que asisten al hospital de Día “Explorando Caminos”, del Servicio de Salud Mental y Neurociencias, participan de diversas actividades terapéuticas alusivas, que tienen por finalidad, fomentar sus habilidades y creatividad, entre otras capacidades.

En este caso, en el marco del taller de manualidades, que se viene desarrollando a lo largo del año, los pacientes “trabajaron en los últimos días en la elaboración de objetos decorativos para adornar el pesebre, el arbolito y las instalaciones del Servicio de Salud Mental. Y, posteriormente, en el armado de cada uno”, comentó el profesor José Vera, referente del equipo interdisciplinario a cargo de los talleres.

En tal sentido, recordó que además del taller de manualidades, se realizan otros de: música, pintura, cocina, panadería, calidad de vida, huerta, pintura, movimiento vital, ejercicios curativos y yoga de la voz, que se mantuvieron en el contexto de pandemia, con todas las medidas preventivas necesarias.

Reiteró, una vez más, que dichos espacios terapéuticos apuntan a que los pacientes desarrollen la mayor capacidad de independencia posible para procurar así una mejor reinserción socio-comunitaria.

Y que, si bien están preparados para dar a los usuarios diferentes enseñanzas y promover el aprendizaje de las mismas, sobre todo brindan  “acompañamiento y contención” que permiten, entre otras cosas, trabajar las normas de convivencia, la responsabilidad, el respeto, el compañerismo, la tolerancia y otros valores; como también el auto reconocimiento de las capacidades.

Acerca del taller de manualidades y, en particular, respecto a la instancia preparatoria para las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo, precisó que el propósito del equipo y de cada uno de los profesionales es  “potenciar las habilidades de los pacientes, fortalecer los vínculos con sus pares y con las personas del contexto a través de la comunicación, como también mejorar su ubicación en el tiempo y espacio, vinculándola a las nociones de fechas conmemorativas”.

El espacio, incentiva a los pacientes a “la realización de creativos adornos navideños, que se preparan con diseños únicos y exclusivos y que  se lucen ahora en el tradicional pesebre y árbol navideño”, concluyó.