Compartir

Escolares del nivel Inicial aprendieron sobre los cuidados que deben poner en práctica las familias en las casas y alrededores para evitar la presencia del mosquito vector del dengue.

En este caso se trató de los niños que asisten al Jardín de Infantes –JIN- n°  8 “Ana María Pompinio” del barrio Guadalupe. A través de una charla educativa, los brigadistas sanitarios informaron a los niños que el mosquito Aedes aegypti, vector del dengue “le gusta vivir en los mismos lugares que las personas”, ya sea en “la casa, la escuela, el trabajo o el club del barrio” por ejemplo.

Por lo tanto, insistieron en las medidas de prevención que contribuyen a prevenir la presencia de este insecto en las viviendas, veredas, plazas y diferentes espacios donde las personas desarrollan sus actividades diariamente.

Entre los cuidados recordaron como el principal “evitar la formación de criaderos de mosquitos”, limpiando, desagotando y tratando debidamente los objetos “ahuecados que forman paredes” como los planteros, baldes, floreros, bebederos de mascotas y cualquier otro.

“Esto debe hacerse lavándolos todos los días y cambiando el agua que puedan tener”. Y “tapándolos herméticamente” cuando se trata de cisternas, aljibes, tanques y otros recipientes “que se usan para recolectar agua”.

Al mismo tiempo remarcaron que “nunca deben dejarse tirados” pedazos de plásticos, latas, botellas, juguetes, ni otros objetos “en los que pueda juntarse agua”. Tampoco acumular ni arrojar basuras en las veredas, calles ni terrenos baldíos; por el contrario “deben ser eliminadas, enterradas o desechadas en bolsas bien cerradas” para evitar que ahí “se críen los mosquitos”.

Impedir las picaduras

Como otra de las medidas fundamentales, difundieron “proteger al cuerpo de las picaduras de los mosquitos” ya que “la enfermedad se transmite cuando un mosquito pica primero a una persona enferma y luego a una persona sana pasándole el virus”.

La aplicación del repelente, debe “hacerse cada dos horas” y acentuarse “al amanecer y anochecer”, añadieron.  Y sugirieron evitar que los mosquitos entren a la vivienda colocando telas mosqueras en puertas y ventanas, también utilizando insecticidas que los ahuyentan.

¿Cómo es el mosquito?

Asimismo, con juegos didácticos, se mostró a los niños cómo es el mosquito físicamente para poder reconocerlo fácilmente. Para lo cual explicaron que “es negro con líneas blancas en sus patas” y busca vivir en los objetos “con agua o húmedos, frescos y con sombra” que utiliza para “poner sus huevos y reproducirse”.