Compartir

Vecinas del barrio 12 octubre participaron de una charla de concientización sobre la importancia de los controles que apuntan a la detección temprana del cáncer de mamas. La misma fue llevada a cabo por un equipo del centro de salud “Luis María Codda” del vecino barrio Liborsi.

El encuentro tuvo lugar en la casa de una de las vecinas, donde además se brindaron consejos sobre hábitos saludables que contribuyen a la prevención de numerosas enfermedades, entre los que se destacó la necesidad de la alimentación saludable diaria para mantener la buena salud en general.

“Como hacemos cada año en el mes de octubre, en el que se acentúa la sensibilización sobre el cáncer de mamas, apuntamos principalmente a los controles que debemos realizarnos las mujeres para poder detectarlo en sus fases tempranas y así poder dar un tratamiento oportuno que posibilite la cura”, explicó respecto a la charla, la directora del centro de salud, Dra. Lorena Díaz.

De este modo, los profesionales recordaron dichas evaluaciones, mencionando: el autoexamen mamario “una exploración que debemos hacernos mensualmente desde los 20 años, tocándonos los pechos y observando frente a un espejo para advertir cualquier bulto, protuberancia, deformación o algo que nos indique una alteración”, indicaron.

Asimismo, se refirieron a los controles médicos que deben hacerse con el médico periódicamente en el momento de la consulta. También a la ecografía mamaria y a la mamografía. Este último estudio, es de suma importancia “ya que permite la detección de los tumores cuando tienen aun un tamaño milimétrico, muy muy pequeño”.

Acerca de los estudios de diagnóstico por imagen como la ecografía y la mamografía, señalaron que “son gratuitos, sin ningún costo, al igual que la consulta médica. Solo deben acercarse al centro de salud para solicitar el turno correspondiente”.

Sobre la mamografía insistieron en que debe hacerse anualmente a partir de los 40 años “pero es el médico el que, en ciertos casos, va a determinar si es necesario hacerlo a menor edad, según los antecedentes familiares y los factores de riesgo de la paciente.

 “Aprovechamos la oportunidad para programar turnos para las ecografías y las mamografías a las vecinas presentes para que se realicen su chequeo anual y les pedimos que, si tienen familiares o amigas en edad de hacerse los estudios, que le recuerden la importancia de hacerlo y que les repliquen el mensaje de acercarse al centro de salud”, comentó la directora.

En el cierre, las vecinas compartieron una riquísima ensalada de frutas elaborada “sin azúcar” según las indicaciones de los nutricionistas a cargo de la charla sobre alimentación saludable. También fueron entregados souvenirs y el lazo rosa representativo de la sensibilización sobre el cáncer de mamas, y finalmente se efectuó una suelta de globos “para simbolizar que soltamos los miedos y mitos que giran entorno a esta enfermedad”.