Compartir

El licenciado Daniel Bareiro, director de Educación Secundaria de la provincia, aludió a la importancia del llamado a concurso extraordinario para docentes.

“Hoy se pone en marcha un concurso extraordinario de cargos de directores y vicedirectores para cubrir las vacantes en los establecimientos educativos que no cuentan con directores o vice directores titulares –dijo-. Todos los docentes que tengan cinco años de antigüedad en la docencia y sean titulares tienen el derecho a participar. Es extraordinario ya que se realizará por única vez, la inscripción se abrirá el 31 de octubre y se prolongará hasta el 4 de noviembre”.

Con respecto al sistema de concurso, el funcionario del ámbito educativo informó: “Hay una inscripción vía online donde el docente debe ingresar y poner sus datos, hay varios docentes que vienen preparándose para este concurso extraordinario que estaba previsto hace bastante tiempo para los niveles primarios y secundarios”.

“La docencia está de fiesta”

La profesora Fátima Motta, directora del Nivel Primario, se hizo presente en este importante acontecimiento para la comunidad educativa y brindó sus opiniones respecto a lo realizado: “Formosa está de fiesta, una vez más, la docencia está de fiesta, es una alegría esta convocatoria extraordinaria pero por supuesto que no es al azar, es un trabajo minucioso y una respuesta del gobierno de la provincia al cumplimento de todas las leyes, a las demandas”.

“Fue un trabajo gradual y hoy, para la docencia formoseña tanto de nivel primario como secundario en la modalidad común, los docentes van a tener la oportunidad de acceder a este concurso de ascenso de jerarquía”, destacó.

Con respecto a la modalidad con la que contará el concurso, aseveró: “El concurso va tener dos partes: una es por antecedentes, de la cual se encarga la junta de clasificación, que es la que otorga uno de los primeros puntajes en cuanto a títulos, cursos de capacitación, antecedentes si es que el postulante tiene artículos, publicaciones y años de antigüedad. Por otro lado está la etapa de oposición. En esta etapa los aspirantes son evaluados por un jurado, el cual es elegido por los docentes vía web, a través del voto en el momento de la inscripción.

“Esta etapa de oposición a su vez se divide en tres etapas, donde el docente va a demostrar su capacidad para resolver distintas situaciones, la forma de redactar, hablar, su caligrafía, ortografía y otras cuestiones –detalló-. Luego se realizarán análisis de distintos problemas y se evaluará su nivel de resolución y por último en la instancia final, en donde se realiza un coloquio, el docente deberá defender el trabajo escrito, lo cual incluye también el vocabulario específico y enriquecido del docente, la correcta forma de hablar, entre otras cosas”.

“Este es un trabajo muy bien diseñado y es un momento muy esperado por los docentes”, finalizó.