Confía la provincia en comenzar a ejecutar este año el Acueducto para el Desarrollo Formoseño

Compartir

Está incluido entre las obras prioritarias  del gobierno nacional

 La provincia confía en que en el transcurso de este año pueda comenzar el proceso que culmine con la ejecución de uno de los proyectos más ambiciosos concebidos para promover la transformación productiva en una amplia región del territorio, esto es la construcción del Acueducto para el Desarrollo Formoseño.

Recientemente el gobernador Gildo Insfrán confirmó públicamente que la denominada “La obra del siglo” fue incluida en los acuerdos que suscribieron el presidente de la Nación, doctor Alberto Fernández y su par de China, Xi Jinping.

El emprendimiento propuesto por Formosa figura entre las obras prioritarias del Gobierno Nacional coincidentemente con el ingreso de la Argentina a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFYR) y los acuerdos que podrá encarar con China dentro de ese mecanismo de financiación.

El primero de la lista es el nuevo puente entre Chaco y Corrientes; el segundo el Acueducto del Norte Santacruceño y el tercero el Acueducto del Desarrollo Formoseño.

Este proyecto-– cuya ejecución fue incluida en el presupuesto nacional por Cristina Fernández y postergada durante la administración de Mauricio Macri- se desarrolla en una longitud de casi 500 kilómetros, entre esta capital e Ingeniero Juárez.

Tiene como objetivo garantizar el abastecimiento de agua dulce a todas las poblaciones ubicadas a la vera de la ruta 81 y para la puesta en producción de cultivos bajo riego lo que promoverá la transformación de esa amplia Región del Subtrópico Norte en Formosa.

De todos modos, las autoridades aclararon que para lanzar la ejecución de esta emblemática obra primero hay que resolver el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El objetivo de esta obra es mejorar la calidad de vida y los índices de producción de los habitantes de los departamentos Formosa, Pirané, Patiño, Bermejo y Matacos.

Significa la puesta en valor productivo de 60.000 hectáreas bajo riego y la provisión de agua dulce para el consumo humano para más de 180.000 personas en su área de influencia.

Se ha previsto la construcción de una obra de toma en el Río Paraguay para transportar agua a través de un Acueducto principal de 452 kilómetros de longitud y de 1.700 milímetros de diámetro máximo hasta la localidad de Ingeniero Juárez con fines sociales  y productivos.

Además, tendrá dos acueductos secundarios de 133 kilómetros en conjunto para proveer de agua a las plantas potabilizadoras y a los emprendimientos productivos ubicados en los principales beneficiarios del proyecto.

La ejecución del proyecto demandará una inversión de 1.2217.280.910 dólares e incluye conducto principal, conductos secundarios tres estaciones de bombeo y un nuevo reservorio, entre otros.

El plazo de ejecución estimado para la construcción de “La obra del siglo” es de 36 meses , interviniendo en todos los trámites que implica llevarla a cabo el gobierno nacional a través de los ministerios  del Interior ; de Obras Públicas y de Viviendas y la subsecretaría de Recursos Hídricos, además del ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas de la provincia de Formosa.

Entretanto, el Servicio Provincial de Agua Potable-. SPAP- tendrá a su cargo la operación y mantenimiento del Acueducto y se autofinanciará con la venta de agua.

Asimismo, tendrá a su cargo la administración del suministro del agua para el consumo humano y para fines productivos en todas las localidades beneficiadas.

Localizacion de obras

El Acueducto principal se extenderá a lo largo de la ruta nacional número 81 con una longitud de 452 kilómetros desde el Río Paraguay en la ciudad de Formosa hasta Ingeniero Juárez.

Los acueductos secundarios nacerán del Acueducto principal y se extenderán a lo largo de 133 kilómetros.

Se registrará ello de acuerdo con la siguiente distribución geográfica: Ruta 81 de Laguna Yema a Ingeniero Juárez; de Pozo del Tigre a Laguna Yema; de Palo Santo a Pozo del Tigre y de Formosa a Palo Santo.

En el tramo Pirané, a partir de una estación de bombeo ubicada en esa localidad, se impulsará a la zona Sur y en el tramo Riacho Montelindo, Riacho Porteño  y San Martín Dos- a partir de una estación de bombeo instalada  en la intersección de Riacho Montelindo con la ruta provincial número 24- se impulsará a la zona Norte.

El financiamiento

Se estableció que el financiamiento del Acueducto para el Desarrollo Formoseño se hará con recursos del gobierno nacional y créditos tomados a nivel internacional, en este caso acordados ya con China.

Pero según lo explicó Gildo Insfrán, es imposible para la Argentina realizar acuerdos bilaterales con otros países ya que se impone la intervención previa del Fondo Monetario Internacional del que forman parte decenas de países del mundo, entre ellos China.

Esta es la razón por la que los formoseños deben aguardar lo que acontezca con el tratamiento en el Congreso de la Nación a partir del 2 de marzo próximo del proyecto de ley referido al preacuerdo alcanzado entre el PEN y el FMI para que sea considerado y eventualmente aprobado por el organismo internacional.

De ocurrir ello, inmediatamente se pondrán en marcha todos los procedimientos y mecanismos orientados a los pertinentes llamados a licitación y adjudicación de los trabajos, confiándose que la “Obra del siglo” largamente esperada se inicie en 2022 y se complete en 2024 ya que demanda un plazo de ejecución de 36 meses.

Realidad hídrica

En la justificación del proyecto se hace referencia, entre otras cosas, a la situación conflictiva que se genera para el uso humano y la producción el desvío de agua de grandes ríos como el Pilcomayo y el Bermejo para abastecimiento ganadero, por ejemplo.

Se admite que se han generado inconvenientes de tipo geopolítico ya que los ríos existentes constituyen límites naturales entre Formosa – Paraguay – Salta y Formosa – Chaco -Salta, respectivamente.

Se menciona, asimismo, la sedimentación de algunos ríos, como el Bermejo , además de producir reacciones hidrológicas y geomorfológicas también resulta en alteraciones en campos de cultivo y pastoreo, interfiriendo directamente en la fertilidad de las áreas asignadas debido a su sedimentación.

De allí que el potencial para el Acueducto se lo encuentra, por sus características, el Río Paraguay: volumen y cualidad y con un caudal suficiente para abastecer de riego a la provincia.

Además, se resalta que sus aguas están libres de sustancias contaminantes, sales disueltas, sedimentos u otros agentes por lo que resulta ideal para constituir el punto de partida y abastecimiento de este relevante proyecto provincial.