Compartir

Esta comunidad originaria se ubica cerca de la localidad de Laguna Yema. Allí se desarrollaron durante esta semana intensas labores preventivas destinadas a eliminar de las casas a la vinchuca, insecto vector de la enfermedad de Chagas.

De este modo, y a través de recorridas domiciliarias que apuntan a la detección y eliminación de criaderos del vector, los operadores sanitarios concretaron nuevas fumigaciones, medida que fue además apoyada con la difusión de información respecto al mal de Chagas, como también con la concientización de los vecinos acerca de los cuidados que deben mantenerse para su prevención.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano formoseño dieron a conocer que “estamos desplegando y profundizando amplios trabajos para eliminar a las vinchucas. Esto lo hacemos con la colaboración de las familias que residen en la comunidad porque esta campaña necesita que todos nos involucremos, tanto los equipos técnicos como los vecinos para que lleguemos así a los mejores resultados eliminado los criaderos y evitando esta manera la enfermedad”.

Referentes de los equipos de salud implicados en este operativo  explicaron que “se hacen visitas, marcación y fumigación de las casas y sus alrededores”. A esto se suma además una limpieza profunda para evaluar y detectar la presencia de  vinchucas. “En el caso de que se adviertan criaderos se  procede a su eliminación y se aprovecha la visita a cada hogar para hablar con las familias sobre las acciones preventivas que se deben mantener en el hogar”.

Al mismo tiempo, los coordinadores señalaron que como se viene haciendo desde hace tiempo, similares tareas preventivas se realizaron también en otras comunidades y localidades de nuestra provincia.

Cabe destacarse que para el efectivo cumplimiento de las tareas, las brigadas cuentan con insumos, elementos de seguridad y otros como: insecticidas, rociadores  y equipos adecuados.

Al finalizar con los operativos técnicos, los agentes complementan las recorridas con la entrega de materiales gráficos educativos que contienen medidas sencillas de prevención, brindan consejería mediante charlas comunitarias e instan a las familias a sostener diariamente hábitos saludables que contribuyan a evitar la presencia de vinchucas en las casas.