Compartir

Casi en el cierre del ciclo lectivo, el Programa Provincial de Libretas de Salud Escolar dependiente del ministerio de Desarrollo Humano formoseño, concretó una nueva instancia de controles integrales de salud desde varias especialidades a niños que concurren a la Escuela Primaria n° 11 del Lote 27.

Cabe señalarse que esta comunidad se encuentra a pocos kilómetros de la localidad de Las Lomitas, ubicada en el centro oeste de la provincia. El operativo de actualización y confección de libretas de salud escolar estuvo a cargo de profesionales y agentes de salud del hospital distrital de la localidad.

De este modo se ofrecieron una serie de exámenes destinados a verificar el estado de salud de los chicos, entre los que se contaron mediciones antropométricas (peso, talla y estatura); control de la tensión arterial y temperatura; evaluación nutricional; chequeos auditivos, visuales y de las vías respiratorias; acompañados también por una completa revisión psico y neuro motora.

Los odontólogos hicieron demostraciones del cepillado correcto e instaron a los niños a “cuidar los dientes y la boca a través de la higiene con el cepillo y la pasta dental, luego de cada comida del día, antes de dormir y al levantarse para eliminar la placa bacteriana, que es la que causa las caries, inflamación en la encías y otras enfermedades bucodentales”.

A lo anterior se sumó la evaluación bucodental respectiva y el chequeo de los carnets de vacunas “con la aplicación de las dosis de todas las vacunas incluidas en el calendario, haciendo hincapié en las que corresponden a la edades del ciclo escolar inicial y primario.

Cabe señalarse que paralelamente a las atenciones, el equipo informó y difundió consejos acerca de variados hábitos saludables que son muy simples y fáciles de poner en práctica pero que traen grandes beneficios a la salud porque además de evitar enfermedades, también cooperan en mantener una buena calidad de vida tanto a los chicos como a la familia en general”.

También recomendaciones recordaron comer sanamente, lavarse las manos para eliminar las bacterias, manteniéndolas siempre limpias. Tener la casa limpia, especialmente el baño y la cocina y tener el carnet de vacunas completo y al día.